Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ebro Puleva vende su negocio lácteo a Lactalis por 630 millones

El grupo español afirma que la operación le permitirá centrarse en su desarrollo internacional

Al final, Ebro Puleva no ha tenido que esperar mucho para encontrar un comprador de su división Puleva Foods. El grupo español ha alcanzado un principio de acuerdo para vender su negocio lácteo a la francesa Lactalis, el "tercer jugador mundial del sector", por 630 millones de euros, según ha informado la empresa española a la CNMV. En la nota, Ebro Puleva añade que la operación le permitirá centrarse en el desarrollo de sus actividades internacionales y el negocio de arroz y pasta. Hasta ahora, la principal multinacional de alimentación española operaba en tres sectores, el arroz, la pasta y los productos lácteos, tras la venta en 2009 de su división azucarera Ebro a British Sugar y de biocarburantes a Abengoa.

Tras este principio de acuerdo, que permitirá a Ebro Puleva dar comienzo de un nuevo Plan Estratégico que llegará hasta el año 2012, se realizarán las auditorías de los estados financieros del negocio lácteo de Puleva Foods en las próximas cuatro semanas y se redactarán los definitivos contratos de compraventa sobre la base de los términos inicialmente acordados. Una vez concluido este período, la operación, que a su vez seguramente llevará a Ebro Puleva a planterase cambiar de nombre, quedará sujeta a la aprobación de las autoridades de la competencia. La venta no incluye la participación de 51% que Ebro Puleva ostenta en la biotecnológica Puleva Biotech.

Ebro Puleva controlaba un 8% del mercado español de la leche con marcas como la propia Puleva, Ram, El Castillo y Nadó. En 2009, la división láctea del grupo, una "pieza imprescindible" para el desarrollo estratégico de Ebro Puleva desde su constitución en 2001, registró un resultado operativo antes de impuestos (Ebitda) de 63 millones de euros y tenía una facturación de unos 540 millones de euros, lo que la colocaba como la segunda de este segmento por detrás de Central Lechera Asturiana. Frente a estos volúmenes, que evidencian el tejido minifundista del mercado de la leche en nuestro país frente a los grupos europeos, Lactalis factura aproximadamente 9.500 millones de euros al año. En España está presente a través de empresas como Lauki o Flor de Esgueva y enseñas como President o La Lechera.

Hasta cerrar el acuerdo con Lactalis, el grupo español ha descartado por el camino una oferta presentada por Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa) -Central Lechera Asturiana- y otra de Leche Pascual por considerarlas "insuficientes".

La nueva compañía que nazca tras la compra tendrá una facturación global que superará los 1.200 millones de euros, doce fábricas y 2.700 empleados en España, incluyendo la actividad del negocio de quesos de Forlasa, adquirido por Lactalis en febrero. Con esa adquisición, Lactalis, que en su día ya intentó hacerse con Clesa, incorporó a sus enseñas marcas destacadas como El Ventero, Gran Capitán, El Cigarral o Don Bernardo.

Las acciones de Ebro Puleva subían un 0,66% en un mercado español al alza a las 13.15 tras conocerse la noticia. No obstante, han cambiado de signo a medida que avanzaba la sesión y, a las 16.00 cedían poco más de un 10%.