Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La comisión contra la crisis

Salgado corrige a Ocaña y asegura que "no se va a tocar" el salario de los funcionarios

La ministra anuncia que su departamento "ya está trabajando" para evitar los errores de comunicación. - Concreta que las medidas de recorte del gasto prevén una "importante reducción" de empresas públicas

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha desmentido el anuncio realizado ayer por el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, de que se va a revisar el pacto salarial con los funcionarios. Tras la primera reunión de la comisión anticrisis lanzada por el Gobierno, la jefa del departamento de Economía ha explicado que el recorte previsto del 4% en el capítulo 1 de los presupuestos del Estado, aquel que recoge los gastos de personal en las administraciones públicas, solo se tocará la tasa de reposición.

"No se tocará nada relativo a la retribución", ha asegurado tras garantizar que se va a respetar al 100% el acuerdo alcanzado con los trabajadores públicos. Asimismo, Salgado ha revelado que su ministerio "ya está trabajando" en corregir los errores de comunicación tras la reciente rectificación en materia de pensiones, cuando eliminó de un documento remitido a Bruselas una propuesta para cambiar el sistema de cómputo, y la disparidad de mensajes sobre un eventual ataque especulativo contra la deuda española en los mercados internacionales.

Sin salir del recorte del gasto, también ha concretado que se va a llevar a cabo una "importante reducción" de las empresas públicas, fusionando aquellas cuyas actividades sean conexas. El anuncio de cuáles van a ser las afectadas, ha añadido, tendrá lugar cuando presenten el plan con las conclusiones de la comisión anticrisis en marzo.

Por otra parte, en el marco de la comisión anticrisis del Gobierno, Salgado ha adelantado que el Ejecutivo está dispuesto a "admitir excepciones" a la subida del IVA prevista para julio siempre y cuando ayuden a crear empleo, no recrudezcan la crisis -aunque Bruselas ha afirmado que esta medida devolverá el PIB a terreno negativo en el tercer trimestre- e impulsen la competitividad. Así, ha recordado que la rehabilitación de vivienda ya está exenta del incremento por estos mismos objetivos.

Desde el colectivo, los sindicatos de la Función Pública respiran más tranquilos después de que el Gobierno haya salido "en tromba" a la palestra para garantizar que no tocará el salario de los funcionarios y que respetará el contenido de lo pactado con CC OO, UGT, y CSI-CSIF en el acuerdo trianual de 2010-212. El acuerdo alcanzado en su día entre los trabajadores públicos y la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, incluía una subida salarial del 0,3% para este año y una revisión en función del cierre del IPC hasta 2012.