Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector privado se suma a las protestas en Grecia contra el plan de ajuste

Aduanas, gasolineras y taxistas empiezan a parar con vistas a la huelga general del próximo día 24

Las huelgas convocadas en protesta por las medidas de ahorro del Gobierno griego para resolver su seria crisis económica han comenzado hoy en el sector privado y, tras el paro de los funcionarios de la pasada semana, se espera que continúen en los próximos días hasta el paro general de 24 horas convocado para el 24 de febrero.

Sin embargo, pese al rosario de medidas antipopulares y anuncios de reforma, el 61 % de los griegos siguen apoyando al primer ministro, Yorgos Papandreu.

En concreto, los 3.500 empleados de las aduanas están en huelga a partir de hoy y hasta el jueves en protesta contra el aumento de impuestos, recortes de bonos y cambios en la jubilación. Los paros ocasionarán serios problemas en el abastecimiento del mercado y, en especial, de las gasolineras, mientras que los trabajadores de otros sectores harán sendos paros en los próximos días.

Tras la de los aduaneros, vendrá el viernes la huelga de los dueños de las gasolineras, convocada para protestar contra la obligación de dar recibos para limitar el mercado negro de carburantes. También el mismo día, los cerca de 16.000 taxistas harán un paro por la misma razón, la imposición obligatoria de dar recibos a sus clientes.

"Esperan que Grecia cumpla con las medidas", "Gran ansiedad por nuevas medidas", "Llegan los impuestos en 30 días", son algunos de los titulares con los que la prensa griega informa sobre las negociaciones de los socios europeos, que exigen grandes reformas y esfuerzos para ayudar a Grecia a resolver la crisis de su deuda.