Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España como contraejemplo de Davos

Los ponentes utilizan el ejemplo español para señalar a un país con problemas

Arranca Davos: desayuno con Nouriel Roubini, comida con George Soros, desfile de vedettes de las finanzas y de la política, esas cosas. Y con respecto a la economía española, arranca como cerró hace un año. España es una suerte de contraejemplo del que tiran todos o casi todos los ponentes del Foro cuando quieren señalar un país con problemas, junto con sospechosos habituales como Grecia, Irlanda, Portugal, Islandia. Roubini, el gurú que predijo la crisis, se ha ensañado hoy en la apertura del Foro Económico Mundial, a primerísima hora: "España es una amenaza para la eurozona". "Si cae Grecia es un problema, pero si cae España el problema se convierte en un desastre".

Con el paro rozando el 20% -cifras sin comparación internacional- y la economía encarando el final de la crisis con retraso, lo previsible es que el Foro siga en la línea de la anterior edición: palo tras palo. Aunque esta vez hay una diferencia. El Gobierno ha aterrizado ya en Davos, por primera vez desde la llegada de Zapatero a la Moncloa, con el objetivo de contrarrestar la oleada de críticas. La vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, ha sido hoy rotunda: "Es absurdo ese planeamiento [en referencia a Roubini]: España tiene una deuda pública del 52% del PIB y la media europea es del 70%".

Salgado ha participado en un seminario a puerta cerrada, pero en un breve encuentro con periodistas ha contraatacado con dureza: "El próximo viernes el Gobierno presenta un plan de austeridad, que se hará llegar también a Bruselas, además de las líneas básicas de la reforma de las pensiones. Se están dando todos los pasos necesarios". Y sin embargo Davos sigue comprando los argumentos de la prensa anglosajona, con el Financial Times y The Economist a la cabeza, muy críticos desde el comienzo de la crisis con la economía española, con su sector financiero, con la burbuja inmobiliaria, con los estragos causados por el paro.

Ángel Cabrera, director de la escuela de negocios Thunderbird, ha asegurado que al menos "este año el Gobierno puede contrarrestar algunas de las críticas". "Porque la marca España cotiza a la baja. Y las estadísticas están ahí. Habrá que ver qué historia cuenta Zapatero", que se estrena el viernes ante un Foro con ganas de sangre.