Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blanco quiere reducir el sueldo de los controladores a 200.000 euros

El ministro confía en que el recorte permitirá rebajar un 15% las tasas de navegación

El ministro de Fomento, José Blanco, ha anunciado que durante este primer trimestre del año abordará la negociación con el objetivo dereducir el salario de los controladores aéreos de los aproximadamente 330.000 euros anuales actuales hasta una media de 200.000 euros, lo que permitirá recortar las tasas de navegación aérea el 15%.

Durante su intervención en el Foro Cinco Días, el ministro ha explicado que para que el nuevo modelo de gestión de AENA sea eficiente y competitivo requiere como primera medida un recorte de las tasas de navegación aérea, que son las que cobra a las aerolíneas por la gestión del tráfico aéreo y las maniobras de aproximación y aterrizaje. Las aerolíneas afirman que este concepto, que a su vez cobran a los viajeros, supone un 40% del total de las tasas que pagan al gestor aeroportuario, que se autofinancia con ellas y no recibe un euro del Estado para pagar a los controladores.

En la consecución de ese objetivo, Fomento acometerá el recorte salarial de los controladores aéreos hasta 200.000 euros anuales, lo que supone casi un 40% menos que su sueldo actual, lo que todavía supondría "el triple de lo que gana un médico de La Paz o un juez, y dos veces y media lo que gana este ministro", ha dicho Blanco.

"Pretendo que a través del diálogo AENA y los controladores lleguen a un acuerdo, porque no sólo viven una situación de privilegio, sino que además cada poco tiempo generan alguna incomodidad, y tengo la firme determinación en este primer trimestre de afrontar este problema", ha añadido. Interrogado sobre una posible actuación si no se alcanza este acuerdo, el ministro se ha limitado a advertir de que "las estrategias no se cuentan, se aplican".

El ministro subió la temperatura del conflicto con los controladores aéreos a finales de diciembre al criticar que son los más caros e improductivos de la UE tras denunciar que estaban llevando a cabo una huelga encubierta, con los consecuentes retrasos para los viajeros. Y añadió más leña al fuego la semana pasada al revelar en el Congreso sus altas retribuciones y anunciar que iba a sustituirlos por sistemas automáticos en los aeropuertos más pequeños.

De hecho, alguno de los 2.401 controladores que trabajan para Aena ha llegado a cobrar 900.000 euros anuales. De esa cifra, unos 200.000 euros son salario y cerca de 700.000 euros corresponden a horas extraordinarias, según fuentes de Fomento, que indican que sólo en horas extra ese controlador ha ganado unos 2.600 euros brutos (1.500 netos) diarios. "Cobran las horas extra a precio de oro", ha insistido Blanco. En concreto, trabajan 1.200 horas -unas 28 a la semana- más 400 horas extraordinarias al año, que se pagan al triple de la hora normal.