Conflicto en el tráfico aéreo

Fomento dice que los controladores son los más caros e improductivos de la UE

El salario medio del colectivo es de 350.000 euros anuales por 1.600 horas

Trabajan poco -1.200 horas obligatorias al año más 400 horas extras-; son los mejor pagados de Europa, con 350.000 euros anuales de media; producen la mitad que sus colegas; tienen gran capacidad de presión, por no mencionar los 45 días de vacaciones al año y han ganado prácticamente todos los pulsos librados con la Administración en los últimos años. Así les describe Fomento. Por no tener, lo único que no tienen es convenio, porque el último firmado - y prorrogado cada año desde entonces- expiró en diciembre de 2004. ¿Quién puede ser tan privilegiado colectivo? Los más de 2.000 controladores aéreos que trabajan en España y que dependen del ente público Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Los controladores aseguran que el sueldo medio ronda los 200.000 euros
El colectivo carece de convenio colectivo desde diciembre de 2004
La caída del tráfico aéreo por la crisis dificulta aumentar la plantilla
El próximo 11 de enero está prevista una nueva reunión negociadora

Más información

Hay mar de fondo, y el Ministerio de Fomento acusa a los controladores de llevar a cabo una huelga encubierta para presionar en las negociaciones del futuro convenio. Fomento dispone de una exhaustiva lista para intentar demostrar que la situación de privilegio del colectivo tiene que cambiar. Por supuesto, el sindicato de los controladores, Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), discute cada uno de los datos del ministerio con el viejo dicho de que hay verdades, mentiras y estadísticas.

Por partes. Según Fomento, los controladores españoles tienen las mejores condiciones de trabajo de toda la UE. Trabajan 1.200 horas más 400 horas extraordinarias al año que se pagan al triple de la hora normal; de su jornada, entre la mitad y un tercio de las horas son de descanso. Consecuencia: por sus salarios -que en algunos casos puede llegar al millón de euros al año-, las tasas de navegación aérea en España son las más caras de Europa. Un problema para un país que vive en buena parte del turismo.

La solución que defienden AENA y Fomento, y de ello pretenden hablar en la negociación del convenio, es reducir los costes de navegación aérea -o lo que es lo mismo, los salarios de los controladores- en 200 millones de euros haciendo menos horas extras. Además, los controladores tendrían que aceptar aumentar su productividad en un 20%. Porque además de los más caros, los controladores españoles son los más relajados del continente. Su productividad -datos de AENA- es de 0,55 horas de vuelo por hora de controlador. La cifra, según la misma fuente, es un 27,5% inferior a la productividad media europea.

El sindicato USCA discute los datos. Todos. Fuentes del sindicato explican que la jornada anual media de un controlador es de 2.000 horas; que la llamada "jornada extendida" -suma otras 575 horas al año- ni es voluntaria ni se cobra al triple de la hora normal, ni el salario medio supera los 200.000 euros.

En cuanto a productividad, USCA lo tiene claro. En Reino Unido, precisa, la estadística no contempla los aeropuertos más pequeños, con tráfico poco intenso. En España, destaca un portavoz del sindicato, hay aeropuertos con tráfico escaso en muchos lugares de la geografía, por decisión política. ¿Puede suponer eso que quizá no todo el personal de AENA esté bien aprovechado? Quizá, admite el portavoz, pero "¿qué culpa tiene el colectivo de controladores de decisiones que se han adoptado por razones políticas" añade.

En cuanto a la discusión de las horas extraordinarias, USCA lo tiene claro: para reducir el número de horas extraordinarias, habría que aumentar el número de controladores. Y desde el año 2006, según el sindicato, no se ha realizado ningún proceso de selección para aumentar la plantilla. Por supuesto, en un momento en el que el tráfico aéreo ha disminuido en torno al 10%, hablar de aumentar plantilla en un colectivo tan singular, puede levantar ampollas. Como la intención de Fomento y de AENA de reducir los sueldos de los controladores hasta un 25% recortando las horas extraordinarias.

El personal de control, que ha demostrado en el pasado lo fácil que puede ser llevar la inquietud a los aeropuertos, tiene a su favor el argumento de la seguridad. Un trabajo de gran responsabilidad, como el que desempeñan, no puede ser llevado por descontentos, mal pagados y estresados trabajadores. De ahí que su sistema de trabajo recoja, por ejemplo, que un tercio de la jornada de trabajo efectiva -ante el control y en su posición- tiene que ser de descanso.

Con la negociación del convenio abierta -los contactos se iniciaron en septiembre y está prevista una reunión el próximo día 11- todo parece indicar que habrá pulso. Fomento parece haber decidido cruzar la línea trazada entre los controladores y AENA en los últimos años. Argumentos y números tiene de sobra. "Con el sueldo de un controlador se podría mantener una plantilla de 13 personas", aseguran fuentes de Fomento. "¿En España?", pregunta con ironía un miembro del colectivo de controladores.

Finuras, ironías y estadísticas al margen lo cierto es que sigue siendo verdad aquello de que cuando dos elefantes se pelean sufre la hierba. Y la hierba, tratándose de aeropuertos, controladores, vuelos y Administración aeroportuaria, enseguida toma la forma de sufrido usuario convertido en rehén de intereses que le son ajenos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de diciembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50