Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia y Ucrania llegan a un principio de acuerdo que garantiza el suministro energético a la UE

Según han anunciado este lunes ambas partes las posturas están muy próximas.- Eslovaquia había alertado de que una nueva guerra energética ruso-ucrania dejaría sin 300.000 barriles de crudo a varios países de la UE

Un nuevo invierno, las disputas entre Rusia y sus vecinos por el transporte de gas y petróleo a través de sus territorios amenaza la continuidad del suministro a varios países de la Unión Europea (UE), aunque por ahora la amenaza se ha disipado. Rusia y Ucrania han acordado firmar un nuevo acuerdo de tránsito antes de que termine 2009. "Las posturas de ambas partes se han aproximado y en principio se han formulado los parámetros que garantizan los suministros a largo plazo para los consumidores europeos", aseguró Irina Yesípova, portavoz del Ministerio de Energía ruso. Yesípova ha añadido, según las agencias rusas, que el acuerdo de tránsito, que busca "garantizar suministros de petróleo estables y fiables", será sellado "en un par de días, en cualquier caso antes de que concluya 2009".

Rusia confía en que "las fiestas transcurran sin interrupciones y situaciones desagradables", ha apuntado. El Ministerio de Energía de Ucrania también ha confirmado el principio de acuerdo.

Amenaza de corte

El Gobierno eslovaco ha informado este lunes de que Rusia había amenazado con interrumpir su suministro de petróleo a Eslovaquia, Hungría y la República Checa debido a una disputa sobre el precio de tránsito a través de Ucrania. En el centro de la polémica, la intención del Ejecutivo ucranio de pedir que Rusia pague más por usar su territorio para llevar sus materias primas energéticas a Europa central y occidental. En noviembre, Rusia suavizó las condiciones de suministro de gas a Ucrania.

"En una carta recibida por la Comisión Europea, se advierte de que Rusia ha anunciado la posibilidad de suspender el suministro de petróleo a tres países de la Unión Europea: Eslovaquia, Hungría y República Checa", asegura el gabinete eslovaco en un comunicado.

Fuentes de la UE aseguran que, tras lo ocurrido el año pasado, los stocks de petróleo de estos países aseguran el suministro de energía en los meses más fríos del año en caso de que haya cortes. Según la legislación local y europea, el país centroeuropeo, vecino de Ucrania, la República Checa y también de Hungría, dispone de unas reservas petroleras de 94 días de consumo. Rusia, uno de los tres primeros exportadores de gas y petróleo del mundo es uno de los actores principales en la batalla por el control del gas y sus rutas de suministro.

Ucrania, punto clave

A pesar de que el acuerdo entre ambas partes está cerca, las declaraciones de las autoridades rusas en los últimos días han ido en varios sentidos. Por un lado, el presidente del monopolio gasístico Gazprom, Alexei Miller, aseguró el pasado lunes que Ucrania va a pagar toda su factura de diciembre por lo que no espera que se reproduzcan las tensiones sobre el suministro. Sin embargo, al tiempo el presidente de otro gran monopolio ruso, la compañía de oleoductos Transneft, acusó a los dirigentes ucranios de imponer condiciones "inaceptables" para el tránsito de petróleo por el puerto de Yuzhny, en el Mar Negro. Las demandas de Ucrania llegan poco después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) haya rechazado conceder un préstamo de 2.000 millones a Ucrania para luchar contra la crisis.

Yuzhny se ha convertido en el último punto de tránsito de crudo ruso a Europa occidental después de que a este mismo año Rusia dejase de utilizar la ruta pro el puerto de Odessa. Ucrania es también la mayor ruta de crudo hacia los países de la UE gracias al oleoducto de Druzhba, que proporciona 300.000 barriles al día a Hungría, Esolvaquia y la República Checa. Por Bielorrusia, otro país con el que Rusia ha tenido problemas, transita el equivalente a 800.000 barriles diarios a Alemania y Polonia.

Las tensiones por el precio del gas y el petróleo entre Rusia y sus vecinos tiene una importante carga política.El Gobierno ruso, que busca aliados en la zona, espera que las tensiones con Ucrania se superen si en las elecciones de enero es elegido un gobierno más proclive a las alianzas con Rusia.

Rusia se abre paso en Asia con su gran oleoducto oriental

Rusia ha puesto hoy en marcha el primer tramo del gran oleoducto oriental, que le permite diversificar sus exportaciones de crudo, reducir su dependencia de los clientes europeos y aumentar su presencia en la zona de Asia y el Pacífico. El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, ha inaugurado en la región de Primorie, en la costa pacífica, el primer tramo del oleoducto Siberia Oriental-Océano Pacífico (VSTO, en sus siglas en ruso) y ha despedido el primer buque cisterna cargado con crudo de los yacimientos siberianos.

"Es un gran acontecimiento para el sector y para esta región, pues el VSTO permite a Rusia incrementar su hasta ahora insuficiente presencia en los mercados de Asia y el Pacífico", ha declarado Putin en la bahía de Kozminó, donde se encuentra la terminal portuaria. El jefe del Gobierno subrayó que este "proyecto estratégico", realizado en cinco años a pesar de la crisis financiera, dará un fuerte impulso al desarrollo del Extremo Oriente de Rusia y permitirá al país "diversificar los suministros de crudo".

La longitud del primer tramo, VSTO-1, es de 2.694 kilómetros y la capacidad de trasiego de 30 millones de toneladas de crudo al año, de los que la mitad se enviará en buques cisterna al mercado asiático y la otra mitad se suministrará a China por un ramal del oleoducto que se tiende desde Skovorodinó hasta la frontera china.

Más información