Caixa Catalunya sostiene que el sector inmobiliario ha empezado a recuperarse

Las provincias limítrofes a Madrid y Tarragona, Murcia y Almería concentran la mayor parte del 'stock' de pisos sin vender

Lo peor de la crisis ya ha pasado, y también para el sector inmobiliario, que el fue el primero en sufrirla. Según un informe de Caixa Catalunya, el mercado residencial ya ha realizado su ajuste en la mayoría de las comunidades, por lo que la entidad no prevé que los precios sigan cediendo en provincias como Madrid o Barcelona.

La construcción, además, ha pasado de emplear el 13,5% de los trabajadores españoles en 2007 al 9,7% este año, lo cual ha supuesto una destrucción de unos 900.000 empleos. "Ya estamos muy al final del ajuste ocupacional, puesto que ya hemos llegado a la tasa media de empleo que había entre 1977 y 2000", ha asegurado el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del informe, Josep Oliver.

El año pasado fue el peor de la historia del sector inmobiliario para las empresas, puesto que sus buques insignia entraban en concurso de acreedores (Martinsa Fadesa y Habitat) o bien acababan engullidas por la banca acreedora (Metrovacesa y Colonial). Las sociedades que resistieron, se han encontrado con uno de los años más anodinos. Sobre todo si se compara con 2006, el punto álgido del boom.

El año pasado, el peor

Cuando acabe el año se habrán iniciado sólo 122.000 viviendas, frente a las 665.000 de ese año; las compraventas de casas de obra nueva se habrán reducido a la mitad y las de segunda mano casi dos terceras partes. Este derrumbe se traduce en el peso del sector respecto al producto interior bruto (PIB), que pasará del 9,3% al 5,9%.

Sin embargo, los responsables del estudio ha indicado que la reactivación del mercado "es una realidad", aunque el consejero delegado de la filial inmobiliaria de Caixa Catalunya, Eduard Mendiluce, matizó que si bien "la fiesta ha ido por barrios", la recuperación también arrancará antes en unas zonas que en otras.

Las provincias de Tarragona, Murcia, Almería y las limítrofes a Madrid (Guadalajara, Segovia y Toledo) son las que acumulan más stock de pisos por vender y las que, por tanto, saldrán más tarde de la crisis. En cambio, otras como Barcelona, Madrid y la vertiente cantábrica han empezado ya a recuperarse, según la caja. En total, en España habrá entre 639.000 y 1,07 millones de viviendas sin vender, según las estimaciones de la entidad.

Inmigrantes y generación 'baby boom'

Ahora bien, la recuperación no significa regresar a los valores de antaño. Entre 2000 y 2008 se creaban una media de 418.000 hogares cada año. La mitad de ellos se debía a la llegada de inmigrantes, mientras que el resto se debía, según Oliver, a que "la generación del baby boom llegó a la edad para adquirir una vivienda".

Además, también tenía que ver con este crecimiento la llegada de inversores extranjeros que compraron casas en la costa. Para los próximos cinco años, sin embargo, se crearán 220.000 hogares. De éstos, 130.000 se deben a familias autóctonas y 35.000 a inmigrantes. El resto de la demanda se corresponde a segundas residencias (40.000) e inversión extranjera (15.000).

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS