Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La eurozona deja atrás la recesión gracias a la recuperación de sus principales potencias

España se consolida en el grupo de cola de la crisis junto a Grecia y Chipre. - Bruselas advierte del alza de la pobreza por el constante aumento del paro

La economía de la eurozona ha cumplido con el guión y ha dejado atrás la recesión a cierre de septiembre tras cinco trimestres consecutivos de caídas gracias al repunte de Alemania, que se está recuperando con más fuerza de lo previsto, Francia y a que otros países como Italia, Holanda o Austria, han empezado a crecer. Frente a ellos, España se consolida como la única grande en el grupo de cola de los que no han logrado superar la crisis junto a Grecia y Chipre y mantienen tasas negativas de crecimiento intertrimestral. Además, Bruselas ha reiterado hoy que "España sea el último miembro de la eurozona que entre en la recuperación económica", según resalta el informe sobre empleo del Ejecutivo comunitario publicado este viernes y en el que alerta de que el constante aumento del paro aumentará el nivel de pobreza.

"Se prevé que España sea el último miembro de la eurozona que entre en la recuperación económica", afirma Bruselas

Según ha informado hoy Eurostat, la oficina estadística europea, que recuerda que hay algunos países que no han actualizado sus datos de este periodo como Irlanda o Finlandia, Luxemburgo o Malta; el Producto Interior Bruto (PIB) de los países que comparten el euro avanzó un 0,4% frente al segundo trimestre, cuando cayó un 0,2%. La Europa de los 27 también ha dejado atrás la recesión tras crecer un 0,2% en el mismo periodo. En la eurozona, Eslovaquia lideró las subidas con un avance del 1,6%, seguida de Portugal y Austria (0,9%), Alemania (0,7%) e Italia (0,6%).

La locomotora europea, que acumula seis meses consecutivos en tasas positivas, ha revisado además al alza en una décima el dato del segundo trimestre, hasta el 0,4%, con lo que respalda las teorías de que se está recuperando a un ritmo más rápido de lo previsto gracias a las exportaciones, las inversiones en equipos y la construcción. El consumo privado, en cambio, se ha debilitado.

En la comparación interanual, sin embargo, aún se notan aún con claridad las repercusiones de la crisis económica y financiera. Así, frente al tercer trimestre de 2008, el PIB alemán se contrajo un 4,7%. En cualquier caso, una caída menor que la registrada en el segundo trimestre cuando bajó un 7% en tasa interanual.

En Francia, el PIB del país creció un 0,3% en el tercer trimestre de este año, el mismo porcentaje que el trimestre anterior. También en este caso gracias a la contribución positiva de la balanza comercial, aunque ha sido menor a la registrada en el segundo trimestre. Concretamente, las exportaciones aumentaron un 2,3% y las importaciones un 0,4%.

Los franceses mantienen el gasto

En cuanto a la demanda interna, a pesar de que el gasto de los hogares franceses se mantuvo, su contribución total de la demanda doméstica fue de un 0,1% negativa. El descenso de los inventarios también influyó a la baja en el dato del tercer trimestre, aunque en menor medida que en el segundo. "Esto confirma mi percepción de que hemos cruzado la esquina hacia la recuperación", ha destacado la ministra de Economía francesa, Chrtistine lagarde, quien ha agregado que los programas de estímulo proseguirán durante el próximo año para asegurarse de que se afiance la recuperación.

Otra de las grandes economías de la eurozona que ha cerrado el tercer trimestre en positivo ha sido Italia, que ha registrado su mayor subida trimestral desde finales de 2006 con un avance del 0,6%, con lo que deja atrás año y medio de descensos. En tasa interanual, pese a que los datos no son tan favorables ya que mantiene una contracción del 4,6% respecto julio y septiembre del año anterior, si moderan el desplome del 6% del segundo trimestre.

La UE advierte del empobrecimiento de la población española por el paro

Casi el 50% de los hogares sin empleo en España son relativamente pobres, frente al 37% de media en los países de la OCDE, según los datos de esta organización citados por el Ejecutivo comunitario. Además, el 90% de los españoles tiene dificultades para obtener una hipoteca, y el 78% ve problemas para lograr un crédito, los porcentajes más altos de la UE, según los datos del Eurobarómetro.

Bruselas destaca que, tras impactar inicialmente en el sector de la construcción, la contracción económica "se siente ahora con fuerza en la mayoría de los sectores, especialmente servicios, agricultura, construcción e industria manufacturera". Y avisa que el fuerte aumento tanto del desempleo como del déficit público "puede traducirse en un elevado paro de larga duración y un grave empeoramiento de la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas".

El paro seguirá subiendo en España en 2010 (hasta alcanzar el 20% de la población activa) e incluso en 2011 (20,5%), aunque la recuperación ya se haya iniciado, según las previsiones de la Comisión. Además, "se prevé que España sea el último país de la eurozona que entre en la recuperación económica", ya que mientras que los países que comparten la moneda única crecerán un 0,7% en 2010, la economía española se contraerá un 0,8% antes de experimentar en 2011 una moderada recuperación del 1%.

Más información