BBVA recupera la senda de crecimiento en sus beneficios

La entidad mejora sus resultados un 26% entre abril y junio aunque gana un 4,4% menos en el balance acumulado de la primera mitad del año

La segunda entidad financiera española, el Grupo BBVA, obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.799 millones de euros en el primer semestre del año, el 10% menos que en el mismo periodo de 2008, según ha comunicado hoy el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Tras anunciar estos resultados, las acciones de la entidad han repuntado con fuerza en Bolsa y han llegado a revalorizarse un 5% en los primeros minutos de cotización.

Si no se tienen en cuenta las plusvalías anotadas en el primer semestre de 2008 por la venta de la entidad brasileña Bradesco, las dotaciones por prejubilaciones y la provisión realizada para cubrir las pérdidas ocasionadas por la estafa de Madoff, el beneficio neto hubiera bajado algo menos, el 4,4%. Sólo en el segundo trimestre del ejercicio, la ganancia neta asciende a 1.561 millones de euros, un resultado "por encima de las expectativas" de la entidad y que supera en el 26,1% al obtenido entre enero y marzo.

Más información
El Popular gana un 35% menos por la cobertura de la morosidad

A cierre del primer semestre, la tasa de morosidad del BBVA se situó en el 3,2%, frente al 1,3% registrado un año antes, con una mejora del 19,2% de las entradas netas en mora y un ratio de cobertura para insolvencias del 68%, bastante por debajo del 167% que tenía en junio de 2008. Para final de año, el consejero delegado de BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, ha adelantado que prevén cerra el ejercicio entre el 4% y el 5%, la misma cifra que a principios de año pero que ahora sostiene con "más fuerza y optimismo". Concretamente, los picos en este apartado se esperan para final de año en España, mientras que en EE UU y México podrían adelantarse.

Según explica el grupo, la "recurrencia y sostenibilidad" de los ingresos, el control de los riesgos y la prudente política de dividendos que practica le han permitido seguir generando capital de forma orgánica y situar su core capital -capital más reservas frente a activos ponderados por riesgo- en el 6,9%. Asimismo, el estricto control de los costes hizo que mejorara el ratio de eficiencia en 3,8 puntos, hasta situarse en el 39,4%.

En cuanto a los planes de futuro, Goirigolzarri ha adelantado que no está previsto acometer ninguna adquisición en España para crecer, y que su expansión vendrá por la vía orgánica y mediante el aumento del negocio y de su cuota de mercado. Sin embargo, no ha descartado que pueda aprovechar las oportunidades que surjan en Estados Unidos, donde ha asegurado que el BBVA está centrado en la intregración de sus últimas adquisiciones, aunque si finalmente salen adelante serán pequeñas inversiones, casi similares al "crecimiento orgánico".

Además, ha comentado que la entidad no llevará a cabo ningún cambio en su política de dividendos y que para 2009 mantendrá un pay out del 30% con el pago en cash del dividendo, algo, según ha explicado, que muy pocas entidades podrán mantener. En este sentido, la entidad resaltó que el cambio que llevó a cabo en estos pagos se debieron a un criterio de "prudencia" para elevar el nivel de capital de la entidad, y que muy pocas entidades pueden generar 1.000 millones de capital en el trimestre.

Los créditos concedidos no varían

A 30 de junio, los créditos concedidos por el grupo a su clientela apenas habían variado en comparación interanual y se mantenían en 335.608 millones, en tanto que los recursos en balance aumentaron el 5,9%, hasta los 368.586 millones, compensando en parte el retroceso del 7,2% de los fondos gestionados fuera de balance, como los fondos de inversión o de pensiones.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses sumó 6.858 millones de euros tras crecer en un año el 23,5% y se mantuvo como la principal palanca de generación de ingresos, gracias al crecimiento "sostenido y de calidad" de los niveles de actividad, a la defensa de los diferenciales de la clientela y a la gestión del balance. Todo esto contribuyó a impulsar el margen bruto un 7,8% por encima del generado en el primer semestre de 2008, explica el banco.

El recorte interanual del 1,6% registrado por los gastos de explotación gracias a los planes de transformación implantados de forma anticipada a la actual situación económica situó el margen de explotación en 6.293 millones de euros, el 15% más que un año antes.

Las pérdidas por deterioro de activos financieros en este segundo trimestre se situaron en 1.945 millones, superiores a las del inmediatamente anterior, influidas por los mayores riesgos dudosos y por las políticas de máxima prudencia aplicadas por BBVA, que mantiene un porcentaje estable de margen neto aplicado a saneamientos. El grupo mantenía a cierre de junio unas plusvalías latentes en sus participadas de 1.263 millones de euros, a las que habría que añadir las de renta fija cotizada y las generadas por inmuebles de uso propio.

Por zonas geográficas, en España y Portugal, el grupo obtuvo un beneficio neto de 1.270 millones, un 1,7% inferior al logrado un año antes, en tanto que el área de banca mayorista y gestión de activos (Wholesale Banking & Asset Management) ganó 539 millones. El área de México aportó al grupo un beneficio atribuido de 724 millones hasta junio, un 23,7% menos, en tanto que Estados Unidos logró ganar 85 millones, el 48,1% menos y América del Sur, por el contrario, veía crecer sus ganancias el 32%, hasta alcanzar 463 millones de euros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS