General Motors cae un 20% en Bolsa al dar un paso más hacia la quiebra

GM fracas al renegociar 27.000 millones de dólares para evitar la quiebra, que podría darse este mismo fin de semana.- El gigante del automóvil estadounidense se separa de Opel y cede a las filiales europeas las patentes y la tecnología

El fabricante automovilístico estadounidense General Motors aclara su camino hacia una quiebra que ha intentado evitar por todos los medios. La negativa de los acreedores a renegociar las condiciones de los 27.000 millones de dólares que la compañía adeuda lleva a los gestores a plantearse la posibilidad de acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras este mismo fin de semana. Ante estas noticias, las acciones de la compañía en Wall Street han cedido este miércoles al cierre un 20,14% y ha arrastrado al Dow Jones a caer un 2,05%.

General Motors pedía como requisito que el 90% de los acreedores estuviesen de acuerdo con la oferta que se les realizada, porcentaje que no ha sido alcanzado, según informa el diario The New York Times. Ahora la compañía trabaja en los términos de la quiebra, con un importante factor a tener en cuenta: las negociaciones con el poderoso sindicato United Automobile Workers para realizar una serie de nuevas concesiones. Ya llegó a un acuerdo con ellos la semana pasada para reducir costes, una de las condiciones necesarias pero no suficiente para evitar la quiebra.

Más información
Acuerdo entre General Motors y los sindicatos para reducir costes
General Motors anuncia el fin de Pontiac y la reducción de su producción
Los acreedores de GM aceptan una nueva oferta del Tesoro
Los sólidos beneficios de GM allanan el camino para su retorno a Wall Street

Si General Motors no puede cumplir con esa exigencia antes del 31 de mayo, la compañía se verá abocada a la quiebra como ya ha sucedido con Chrysler. El presidente de GM, Fritz Henderson, ha advertido que declarará la quiebra antes de esa fecha si está seguro de que no cumplirá todos los requisitos impuestos por el Gobierno estadounidense.

Separación de Opel

Por otra parte, el gigante de Detroit ha cedido a Opel y al resto de divisiones europeas su patente y tecnologías y la ha liberado de deudas para despejar el camino a un posible comprador. Según ha indicado la portavoz de la marca alemana, Opel Doris Kloser, "las fábricas europeas, patente y tecnología han sido transferidas, libre de deudas, a Adam Opel". Por otra parte, el gigante de Detroit ha informado de que no ha convencido al número suficiente de acreedores para realizar el canje de deuda por acciones que le permita reducir su carga financiera.

La dirección de Opel prepara una declaración en la que precisará la decisión de la matriz General Motors y las consecuencias de la misma en la filial alemana en pleno proceso de venta. Precisamente, la canciller alemana Angela Merkel preside esta tarde una reunión cumbre en la sede de su Gobierno alemán que espera poder sentar las bases para el futuro del fabricante.

En la reunión se valoraran las ofertas de los posibles inversores interesados en Opel, que hasta ahora han sido calificadas de insuficientes por el ministro de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg.

De momento, sin embargo, en el gobierno parece haber cierta preferencia por la oferta del fabricante de componentes de automóviles austríaco-canadense Magna, que también es la favorita del comité de empresa de Opel. Las otras dos propuestas en discusión han sido presentadas por el grupo automovilístico italiano Fiat y el inversor financiero estadounidense Ripplewood. Además, según ha admitido Guttenberg, también hay interés de un posible inversor chino que, según varios medios, sería el grupo Beijing Automotive Industry Corp (BAIC).

Un empleado en la sede central de Opel en Ruesselsheim, Alemania.
Un empleado en la sede central de Opel en Ruesselsheim, Alemania.REUTERS
Sede de General Motors, otrora líder mundial en la producción de automóviles y ahora al borde de la quiebra, en Detroit
Sede de General Motors, otrora líder mundial en la producción de automóviles y ahora al borde de la quiebra, en DetroitAP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS