Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Primera intervención de una caja

Zapatero afirma que había riesgo de que CCM tuviera problemas de solvencia

Solbes lanza un mensaje de "tranquilidad y seguridad absoluta". -Barreda atribuye la operación a las "pretensiones excesivas" de Unicaja y destaca que pone fin a una "campaña de acoso y derribo" contra la caja

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado este lunes que la intervención de Caja Castilla-La Mancha por parte del Banco de España tiene una "importancia relativa" porque la entidad sólo representa el 0,8% de los activos de los bancos y cajas de ahorro españoles. Además, según ha declarado Zapatero en una entrevista a la cadena CNN Internacional, parte de la cual ha adelantado Cuatro, la CCM no presentaba un problema de solvencia, aunque el presidente del Gobierno ha reconocido que "tenía riesgo" de "tener un problema" en "un plazo determinado".

Sin salir del Gobierno, el vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha insistido en su mensaje de tranquilidad y ha asegurado este lunes que está garantizado "absolutamente" el dinero de los ahorradores. En una entrevista en la Cadena Ser, Solbes ha justificado la decisión en que, ante los problemas de liquidez de la entidad causados por "una gestión inadecuada" y por el hecho de que "no fue suficientemente cauta" en sus inversiones, era necesario actuar antes de que el deterioro de de sus cuentas "llegase más lejos".

CCM se estaba desangrando por la retirada de depósitos

El Gobierno garantiza el dinero de depositantes y acreedores

Pueden pedir su dinero con toda tranquilidad, pero si no les hace falta utilizarlo no tienen ninguna necesidad de cambiar de entidad

"No estamos hablando de una mala gestión de uno u otro gestor, sí podemos hablar de una gestión inadecuada en el sentido de que la caja no ha sido suficientemente cauta a la hora de invertir en el sector de la construcción", ha sostenido Solbes tras lanzar un mensaje de "tranquilidad y seguridad absoluta" sobre CCM.

Tras afirmar que el Gobierno no espera un "comportamiento irracional" de los clientes y que saquen cantidades excesivas de dinero, el jefe de la política económica del Ejecutivo ha justificado el aval de hasta 9.000 millones sobre los fondos depositados en Caja Castilla-La Mancha en que, en cualquier caso, había que prever este extremo. "Pueden pedir su dinero con toda tranquilidad, pero si no les hace falta utilizarlo no tienen ninguna necesidad de cambiar de entidad", ha aseverado Solbes en declaraciones posteriores a TVE.

"Absoluta normalidad"

En cuanto a la situación en sus oficinas, la caja ha asegurado este lunes que sigue operando con "absoluta normalidad" y sin riesgo para sus clientes. Asimismo, coincidiendo con la reunión del comité de dirección de la entidad en Cuenca con los nuevos administradores designados, responsables de varias sucursales consultados por Europa Press en Toledo han coincidido en señalar que no se han registrado movimientos extraños en las operaciones de los clientes. "Lo único que hemos notado es que varias personas se han acercado preocupadas a preguntar qué está ocurriendo, pero tras hablar con nosotros se han marchado tranquilas", han reseñado.

A partir de ahora, ha afirmado Solbes, que se ha reunido con el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, los "nuevos gestores son los que tienen que tomar las decisiones de acuerdo con el Banco de España sobre el personal y los créditos", una cartera de activos que representa el 0,8% del total del sistema español y con un excesivo peso del sector inmobiliario y de la construcción, los más afectados por el alza de la morosidad. Además, también ha apuntado a determinadas declaraciones "no muy afortunadas" sobre la situación financiera de la caja.

El propio Barreda ha coincido tras el encuentro en que "como cliente y como presidente autonómico" tiene absoluta tranquilidad y confianza sobre la situación de su dinero. "Qué mejor respaldo que el que ofrece el Banco de España y el Estado", ha reseñado tras insistir en que CCM "no tiene problemas patrimoniales" y que el Gobierno le ha prometido una "cobertura sin límites" de los depósitos. Además, ha destacado que el equipo directivo saliente no recibirá ninguna indemnización y que el Gobierno le ha trasladado que "no hay actuaciones dudosas ni irregularidades" en su gestión. Según el propio Solbes, la exigencia de responsabilidades sólo se producirá en el caso en que los nuevos administradores de la caja descubran que ha habido "comportamientos anómalos" por parte de los anteriores ejecutivos.

Víctima del parón inmobiliario

Sobre los orígenes de la crisis de liquidez de la entidad manchega, ha compartido el análisis del ministro de que se debe a la "caída abrupta" del sector de la construcción, aunque ha sido más incisivo que él al atribuir la intervención a las "pretensiones excesivas" de Unicaja para cerrar el proceso de fusión entre ambas. En este sentido, también ha reseñado que la entrada en escena del Banco de España pone fin a la "campaña sostenida y sistemática de acoso y derribo por parte de algunos que han prorrogado rumores sobre la viabilidad" de la entidad. Aunque se ha negado a dar nombres, sí ha dejado patente su malestar frente a esta actuación: "Todo el mundo en Castilla-La Mancha sabemos quién es quién y quién ha ido por ahí desestabilizando".

En cuanto a la situación del resto de bancos y cajas, Solbes ha reiterado que "en estos momentos no hay una preocupación especial e inmediata sobre nada ni sobre nadie". En su opinión, "el sistema financiero español sigue siendo muy sólido" y se ha mostrado confiado en que España puede "seguir sacando pecho" ya que, a diferencia de lo ocurrido en otros países, el Gobierno todavía no ha aportado "ni un solo céntimo en términos presupuestarios" en las entidades, a las que solo da préstamos o avales. No obstante, se ha curado en salud al añadir que, si la situación sigue empeorando, "no se puede decir que sea inmune".

De hecho, preguntado por si habría que aumentar la aportación de las entidades financieras al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), Solbes ha indicado que con las aportaciones realizadas hasta ahora ha funcionado bien, pero ha precisado que, en una situación de mayor normalidad, valdría la pena replantarse este tema.

La caja presidida por el ex diputado socialista Juan Pedro Hernández Moltó, tuvo este domingo el dudoso honor de inaugurar la lista de cajas de ahorros intervenidas por el Banco de España tras fracasar el viernes el intento de absorción por Unicaja. El apoyo a la entidad mediante préstamos avalados por el Estado se convierte en el primero desde que estalló una crisis financiera internacional que ha obligado a rescatar grandes bancos en EE UU y la mayor parte de los países europeos, informa Íñigo de Barrón. Además, el consejo del Banco de España nombró a tres funcionarios del banco central para dirigir la caja tras acordar el cese de su consejo.

Aval máximo de 9.000 millones

Tras recibir la comunicación del Banco de España, un Consejo de Ministros extraordinario aprobó este domingo por la tarde un decreto-ley para facilitar financiación extra para la caja con la que hacer frente a la crisis de liquidez en que se veía inmersa ante la continuada fuga de depósitos. Para ello, el Gobierno dará un aval máximo de 9.000 millones de euros, una cifra que el vicepresidente espera que no haga falta alcanzar. Inicialmente, según explicó, el Banco de España habrá de inyectar en Caja Castilla-La Mancha entre 2.000 y 3.000 millones.

Esta ha sido la semana trágica de Caja Castilla La-Mancha, la entidad número 11 por volumen de créditos. La caja debía encontrar una solución -la fusión con Unicaja- antes del martes, 31 de marzo, cuando se deben aprobar las cuentas de 2008. Cuando el viernes pasado la entidad andaluza se negó a aceptar la absorción de CCM, se dispararon todas las alarmas. Actuando contrarreloj, el Banco de España decidió la intervención el sábado y la hizo pública ayer.

La caja tenía dos problemas: liquidez y capital. CCM se estaba desangrando desde hacía un año y medio (de manera alarmante en los dos últimos meses) por la continua retirada de depósitos de la entidad, lo que afectaba a su liquidez.

El Banco de España admite que no todas las cajas catalanas están "sanas"

El consejero de gobierno de Banco de España Guillem López Casasnovas ha subrayado hoy que sería "ficticio" decir que todas las cajas de ahorros catalanas están "sanas", aunque ha destacado que los equipos directivos de las entidades están haciendo el trabajo que les corresponde para recuperar el equilibrio.

En una entrevista a Com Ràdio, López Casasnovas ha destacado que la concentración de cajas en Cataluña es "muy importante", por lo que sería "muy extraño que todas estuvieran completamente sanas". No obstante, ha asegurado que el sector de esta comunidad no está en una situación "extraordinaria".

Para el consejero del Banco de España, la hoja de ruta que deben seguir las entidades con problemas pasa por recomponer sus equipos directivos en los casos en los que los responsables "no lo hayan hecho precisamente bien" y, después, se les debe dar tiempo para que hagan "el saneamiento interno".

López Casasnovas ha asegurado que sólo en los casos en que no puedan salir solas de la situación se deberá entrar a hablar de concentraciones, y sólo en casos "más extremos", de absorciones de otras cajas de ahorros o de otras entidades.

Más información