Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vendidos en la subasta de Yves Saint Laurent los bronces reclamados por China

Son dos piezas robadas hace 150 años del Palacio de Verano de Pekín, que han alcanzado un precio de 28 millones de euros.- La última jornada se cierra con una recaudación total de 374 millones

Dos figuras en bronce de origen chino fueron vendidas este miércoles por un total de 28 millones de euros en la última jornada de la subasta de la colección de arte privada de Yves Saint Laurent y Pierre Bergé. Los dos objetos representan un conejo y una rata, fueron robadas hace 150 años del Palacio de Verano de Pekín y las autoridades chinas los reclamaron, sin éxito, antes de ponerse a la venta en el lote de arte asiático con el que termina la denominada "subasta del siglo". El precio pagado es cuatro millones superior a lo que la casa de subastas había establecido.

El modisto francés Saint Laurent, fallecido el pasado verano, las compró hace ya muchos años de manera totalmente legal en una venta privada. Antes de la subasta, su compañero, Pierre Bergé, dijo estar dispuesto a donarlas a China si las autoridades de ese país se comprometían a respetar los derechos humanos, algo que Pekín calificó de "ridículo".

Subasta de récord

Con un total de casi 374 millones de euros (457 millones de dólares) recaudados, la espectacular colección que reunieron Saint Laurent y Bergé durante medio siglo quedó dispersa en sólo tres días ante una sala abarrotada por más de 1.200 compradores que, en directo o por teléfono, pulverizaron varios récord mundiales. El monto global ya se ha convertido en la que más ha recaudado desde 1997, cuando la colección Victor y Sally Ganz obtuvo 163 millones de euros.

El martes la subasta de la colección de mobiliario asombró a los asistentes cuando una butaca de la diseñadora de origen irlandés Eileen Gray (1878-1976) llegó a los 21,9 millones de euros, muy por encima de los entre 2 y 3 millones de euros que Christie's estimaba podría alcanzar.

A pesar de las cifras de récord, incluida la venta de un matisse por 32 millones de euros, en días anteriores cuadros como el de Instrumentos de música sobre una mesa, no han encontrado comprador . Cosas de la crisis.