Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botín: "Es difícil, yo diría imposible, que el crédito aumente"

El presidente del Santander asegura que asumirá "el papel que le corresponde" frente a la crisis "sin ayudas del Gobierno".- El grupo prevé que la morosidad llegue al 4,5% en 2009

La banca no ha cerrado el grifo crediticio sino que ha caído la demanda de préstamos por el contexto de crisis, según el presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, quien ha asegurado hoy que las entidades harían un "flaco favor" a la economía española si concedieran créditos de forma "irresponsable". "Es difícil, yo diría imposible, que el crédito aumente", ha asegurado tajante frente a la dificultades de financiación polémica generada entre el sector y el Gobierno por los problemas de financiación de empresas y familias.

El máximo ejecutivo del Santander ha señalado que la demanda de créditos de particulares registrada por la entidad cayó un 21% en 2008, y ha apuntado que en el caso de las hipotecas el descenso es del 27%. Botín ha destacado que la entidad autoriza el 70% de todas las solicitudes de créditos que recibe el banco.Respecto a la ampliación de las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Botín considera que es una decisión acertada para ajustarlas a la realidad del mercado español, asegurando su completa utilización.

Sin ayuda del Gobierno

Botín ha añadido que la entidad está preparada para asumir "el papel que le corresponde" en el sistema financiero español y contribuir a la reactivación de la economía "sin ayudas del Gobierno", debido a su buena posición de capital y liquidez. "Ha sido nuestro mejor ejercicio en los últimos veinte años", ha asegurado Botín tras presentar de forma oficial los resultados de 2008. Según el banquero, los beneficios de 8.876 millones reflejan la capacidad del banco de generar beneficios recurrentes "incluso en un entorno tan excepcional" como el actual.

El Santander, que la semana pasada adelantó la presentación del balance de 2008 con un descenso de beneficios del 2% hasta los 8.876 millones de euros después de provisionar 10.160 millones, ha hecho públicos de forma oficial hoy sus resultados.

En la nota remitida a la CNMV, la entidad destaca que la tasa de morosidad, aunque se ha duplicado desde el 0,95% de 2007, ha subido por debajo de la media del sector hasta cerrar el ejercicio en el 2,04%, con una tasa de cobertura del 91%. La tasa de morosidad media del sector se situó en el mismo periodo en torno al 3%. En cualquier caso, el repunte se ha dejado notar en los activos del banco provocando pérdidas a las que el Santander ha hecho frente destinando 6.138 millones del total de las provisiones aprobadas en 2008.

Morosidad del 4,5%

Sin embargo, de cara a final de año, el Santander espera que sus créditos de dudoso cobro se eleven al 4,5% del total, también por debajo de la media del sector, que oscilará entre el 7% y el 8% con los datos que maneja. Asimismo, el banco ha anunciado que quiere limitar el impacto de la morosidad en sus resultados gracias a la liberación de entre 1.000 y 1.500 millones de provisiones genéricas. De hecho, el director financiero, José Antonio Alvarez, ha destacado que "con el actual escenario de consenso", el "fondo genérico en España alcanza como mínimo para los dos próximos años".

Por su parte, otro de los apartados que la crisis ha puesto bajo el foco ante el conflicto abierto entre el sector y el Gobierno por las , la cartera crediticia del Santander aumentó un 9,9% hasta los 621.348 millones, también por encima de la media del mercado, que está en el 7%.

Si se excluyen los ingresos extraordinarios, el grupo aumentó su beneficio recurrente un 9,4%, a pesar de que la cifra es la misma (8.876 millones de euros) que las ganancias netas. Además, los beneficios también se han visto perjudicados por la provisión extraordinaria de 350 millones netos por el impacto del fraude de Madoff en sus cuentas. Con este resultado, el Santander se pone a la cabeza del ranking mundial por beneficios, a la espera de conocerse lo hecho por el HSBC y otros bancos chinos.

Los cinco grandes moderan la concesión de créditos al 9%

Las cinco principales entidades españolas por resultados -Santander, BBVA, La Caixa, Banco Popular y Caja Madrid-, contaban con un saldo de créditos concedidos a sus clientes de 1,36 billones de euros al cierre del ejercicio 2008, lo que supone un incremento de más del 9% respecto al importe de 1,24 billones de euros que registraron un año atrás.

Estos datos ponen de manifiesto que, a pesar de la caída de la demanda crediticia, la crisis de liquidez y el mayor rigor de las entidades a la hora de conceder préstamos, la gran banca no ha cerrado del todo el grifo crediticio, aunque estos importes son acumulados y engloban toda la cartera, es decir, tanto los nuevos créditos que se conceden en el ejercicio como las amortizaciones y cancelaciones, entre otros aspectos, por lo que no se corresponden con el crédito aprobado exclusivamente en el ejercicio 2008.

De esta forma, quedan lejos los tiempos de bonanza económica y boom inmobiliario en los que la gran banca veía aumentar su saldo crediticio a ritmos superiores al 20%.

Más información