Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trichet admite que el Euríbor sigue "demasiado elevado"

El principal indicador de las hipotecas en España ha caído por debajo del 3,7% por primera vez desde septiembre de 2006

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha reconocido hoy que los tipos interbancarios, y en concreto el Euríbor, siguen "demasiado elevados", por ello ha subrayado que la autoridad monetaria hace "lo posible para volver a la normalidad". El Euríbor, el tipo de interés al que los bancos se prestan dinero en la eurozona y la referencia más utilizada para las hipotecas en España, ha caído hoy por debajo del 3,7% por primera vez desde septiembre de 2006.

Tras dos meses de descensos ininterrumpidos, con 42 bajadas, el Euríbor presenta una media mensual del 3,8%, la más baja desde finales de 2006.

En una comparecencia ante el Parlamento Europeo, Trichet ha recordado que, además de recortar los tipos de interés en la zona euro (en 175 puntos básicos desde septiembre, hasta el 2,5%), el BCE ha intensificado en los últimos meses sus iniciativas de refinanciación para los bancos comerciales. Todo ello tiene por objetivo, ha explicado, la disminución de los tipos interbancarios y, en general, la vuelta a la normalidad en el mercado de crédito.

La última bajada, el pasado jueves

La última vez que el BCE ordenó una bajada de tipos fue el pasado jueves, cuando en una decisión histórica recortó la tasa desde el 3,25 al 2,5%, la mayor rebaja desde la introducción del euro en 1999. El diferencial entre el Euríbor y los tipos de interés en la zona del euro suele ser de entre el 0,30 y el 0,80%.

En su comparecencia, Trichet ha vuelto a hacer hincapié en la corrección registrada por la inflación (que bajó al 2,1% en noviembre) y ha vaticinado que, dada la moderación de los precios de las materias primas y la debilidad de la demanda, se mantendrá en torno al 2%. A preguntas de los eurodiputados sobre la mayor actuación en la política monetaria seguida por otros bancos centrales, Trichet ha defendido que cada uno "hace lo que le parece apropiado teniendo en cuenta las características de su economía".