Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia propone impuestos especiales destinados a la cooperación internacional

La conferencia de la ONU sobre la financiación del desarrollo comienza en Doha (Qatar) para determinar el impacto de la crisis en los países pobres

Francia podría gravar los billetes aéreos y las loterías con impuestos destinados a la cooperación internacional. Esa es la principal propuesta con la que el Gobierno del presidente francés Nicolás Sarkozy ha llegado a la conferencia de la ONU sobre la financiación del desarrollo, que ha comenzado este sábado en Doha (Qatar) y que finaliza el próximo martes.

París busca crear nuevos medios de financiación para que los países de la Unión Europea puedan cumplir con el compromiso de destinar el 0.7% de su PIB al desarrollo de naciones pobres para 2015, ha anunciado el secretario de Estado galo para la Cooperación, Alain Joyandet. "Las nuevas contribuciones vendrían por billetes de avión, impuestos verdes y otros gravámenes por las loterías", ha señalado Joyandet.

A la reunión, que ha comenzado con un minuto de silencio en honor a las víctimas de los atentados terroristas de la India, han acudado un limitado número de jefes de Estado -entre ellos el citado Sarkozy y Mahmud Ahmadineyad,de Irán- ministros y altos funcionarios que sopesaran el impacto que tendrá en las naciones pobres la actual crisis económica mundial. "Tenemos que trabajar rápidamente para prevenir esta catástrofe humana que nos afecta a todos", afirmó en la apertura el presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D'Escoto.

El encuentro de alto nivel coge el testigo de las resoluciones adoptadas en el Consenso de Monterrey (México) hace seis años para definir los sistemas de financiación para las naciones en desarrollo y el grado de cumplimiento de los compromisos asumidos entonces.

D'Escoto ha lamentado que en los países desarrollados se estén elaborando planes multimillonarios para respaldar los sistemas financieros y dediquen "trillones de dólares en guerras contra el terror", mientras los países pobres siguen sufriendo hambre. "Las acciones que se necesitan no deben ser vistas como expresiones de caridad, sino como deberes sociales", insistió el ex ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua.

En otro mensaje, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó que "el futuro del planeta" depende de los resultados de la conferencia y se pronunció en favor de promover la coordinación entre los países pobres y ricos. La conferencia se abrió con un minuto de silencio para recordar las víctimas de los recientes ataques en la India.