Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis mundial

Zapatero anuncia 11.000 millones para obra pública y creación de empleo

El presidente del Gobierno explica en el Congreso de los Diputados las ayudas para los sectores más afectados por la crisis.- El objetivo es crear 300.000 puestos de trabajo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado este jueves por la tarde que el Consejo de Ministros aprobará mañana viernes un real decreto ley con un crédito extraordinario de 11.000 millones de euros -"el 1,1% del PIB"-, con cargo a las cuentas de 2008, cuyo objetivo es frenar la destrucción de empleo y reactivar la economía. Ése dinero irá, sobre todo -8.000 millones- a inversión en obra pública y equipamientos, especialmente para los Ayuntamientos, a fin de crear en total 300.000 puestos de trabajo. Todo ello se articulará por un procedimiento de urgencia: los ayuntamientos con proyectos financiables podrán iniciar las obras el 11 de enero de 2009 y, en cualquier caso, "nunca más tarde del 13 de abril de 2009", señaló.

Medidas desde el inicio de la crisis

Creación de un Fondo de Adquisición de Activos Financieros al que pueden acudir entidades financieras.

Concesión de avales para deuda nueva.

Línea de créditos del ICO para las 'pymes'.

Aplazamiento de la mitad del pago de las letras de la hipoteca.

11.000 millones para frenar la destrucción de empleo. Ese dinero irá a obra pública y se prevé que cree 300.000 puestos de trabajo.

800 millones irán al sector del automóvil. Habrá un plan para reducir la destrucción de empleo.

"Habrá 800 millones de euros para la recuperación del sector del automóvil, 600 en actuaciones medioambientales y 500 para I+D, 400 en rehabilitación de casas-cuartel y comisarías", ha concretado Zapatero

Rodríguez Zapatero ha detallado durante casi 45 minutos en el Congreso las medidas de su Gobierno para salir de la complicada situación económica. No ha habido rebajas fiscales, a pesar de las recomendaciones de la Comisión Europea. "España está siendo especialmente sensible a la pérdida de empleo", ha comenzado Zapatero su intervención, en la que ha hecho mención a la cifra del desempleo, el 11%. Después, ha recordado algunas de las medidas -"planes de apoyo extraordinario"- ya tomadas por el Gobierno, como la subasta de activos financieros y la concesión de avales para deuda nueva. Además, el Gobierno ha adoptado otras actuaciones contra problemas específicos, "especialmente el empleo".

De los 11.000 millones, 8.000 serán para un fondo de inversión pública municipal que debe movilizar trabajadores y recursos. Esa cantidad es "el doble de la inversión prevista por los ayuntamientos en 2009". Según Zapatero, de esta forma se crearán 200.000 puestos de trabajo el próximo año y supondrá un impulso "extraordinario" a la inversión municipal. Desde el Gobierno, se es consciente "de la importancia de la rapidez en su aplicación" para la eficacia del plan, ha aseverado Zapatero.

En cifras, del resto del crédito extraordinario de 11.000 millones, se destinarán 800 para la recuperación del sector del automóvil, a los que se sumarán 600 millones para actuaciones medioambientales, 500 para I+D, 400 en rehabilitación de casas-cuartel y comisarías, 120 para rehabilitación de viviendas, 30 para incentivar el turismo y, finalmente, 400 millones para transferencia a las comunidades autónomas en materia de dependencia.

Además, Zapatero ha vaticinado que las entidades financieras demandarán más recursos en la segunda subasta del Fondo de Adquisición de Activos Financieros, que se celebrará el 11 de diciembre. En la primera puja, 28 entidades solicitaron más de 4.500 millones, de los 5.000 disponibles, aunque el Tesoro concedió menos de la mitad.

Sector del automóvil

"Es el pulmón exportador", ha dicho el presidente de este sector, especialmente afectado por el recorte de empleo. Sin embargo, tiene futuro, ha afirmado. De los 11.000 millones anunciados, el Gobierno destinará 800 al sector del automóvil, del que ha recordado que emplea a más de 300.000 personas. El del automóvil es un sector "estratégico", "clave" para el tejido económico, que ha sufrido una "importante" caída en la demanda en la Unión Europea y que afecta especialmente a España, "donde las matriculaciones han retrocedido en lo que va de año más de un 25% y la producción un 7%".

El Gobierno está elaborando un plan orientado a reducir la destrucción de empleo y que se negociará con las comunidades autónomas. El fin último es superar uno de los lastres tradicionales de la economía española, la falta de competitividad. En todo caso, el jefe del Ejecutivo ha matizado que estas medidas se tomarán "a cambio de compromisos de mantenimiento del empleo por parte de las empresas".

También se ha referido a que el Gobierno ha aprobado un paquete del Instituto de Crédito Oficial dirigido sobre todo a las pymes. "La línea ICO-pyme se verá incrementada en 2009 en 3.000 millones, hasta llegar a los 10.000", ha dicho.

"Estamos en la antesala de lo que puede ser la primera recesión global desde la Segunda Guerra Mundial", ha advertido el presidente del Gobierno, quien ha manifestado su satisfacción por los acuerdos de la cumbre del G-20 del pasado 15 de noviembre en Washington.

Rajoy: "Ha descubierto la crisis"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha iniciado su discurso con ironía, celebrando que Zapatero haya "descubierto la crisis". A las medidas anunciadas con anterioridad, las ha calificado de "precipitadas", además de unas propuestas "mal avenidas, que a menudo se contradicen" y en las que "destacan su efímera existencia". "Un puro desbarajuste", ha resumido. Sobre lo anunciado hoy, es el "enésimo paquete de medidas" y lo "pagaremos todos", ha asegurado Rajoy, al referirse a los 11.000 millones para obra pública. Estos planes son "de su exclusiva responsabilidad" y "no se los ha pedido nadie, ni la Comisión Europea", ha agregado.

"Cuando la crisis era española, no quería reconocerla, y ahora que es mundial la reconoce con mucho gusto", ha continuado el líder de los populares, quien ha reprochado a Zapatero que utilice "el burladero de la crisis internacional" para eludir responsabilidades. Rajoy ha finalizado pidiendo, de nuevo, que el Gobierno retire los Presupuestos para el próximo año porque "nadie se los cree".

Por CiU, su portavoz en el Congreso, Josep Antoni Durán i Lleida, ha acusado al Gobierno de carecer de una planificación estratégica para hacer frente a la crisis.

Solbes: escaso margen para rebajas fiscales

Este jueves por la mañana, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, confirmó que el Gobierno será solidario con la petición de la Comisión Europea de poner en marcha medidas fiscales para luchar contra la crisis, aunque reiteró que en España el margen para nuevas rebajas es reducido. En declaraciones a los medios tras su intervención en la II Jornada de la Competencia, Solbes se refirió la petición de ayer miércoles de la Comisión Europea de hacer una acción coordinada centrada en el aumento del gasto público y en rebajas fiscales selectivas para favorecer el consumo y la actividad económica.

"Contundente condena" de los atentados de Bombay

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha iniciado esta tarde su comparecencia en el Pleno del Congreso expresando su "más contundente condena" por los "brutales" atentados que se produjeron ayer miércoles en Bombay (India) y su deseo de que todos los españoles que se han visto afectados puedan regresar pronto "a casa". El presidente confirmó que esta tarde ha partido hacia la ciudad india un avión de las Fuerzas Armadas para repatriar a los españoles que aún siguen allí. El Gobierno sigue "especialmente de cerca" y con "preocupación" la situación de los dos empresarios españoles retenidos en uno de los hoteles de Bombay y la del matrimonio herido.

Más información