Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

EE UU invertirá hasta 250.000 millones de dólares para comprar acciones de bancos

El Tesoro anuncia hoy la operación, que forma parte del plan de rescate para estabilizar el sector financiero

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha confirmado que el Gobierno de EE UU va a invertir parte de los 700.000 millones de dólares de su plan de rescate financiero en comprar acciones de grandes y pequeños bancos y va a garantizar durante tres años los préstamos entre ellos. La Administración dedicará un total de 250.000 millones de dólares a estas medidas, que tienen como objetivo restablecer la confianza del sector financiero.

El plan estadounidense es una copia de las medidas aprobadas en Europa: por un lado, inyecta capital en los bancos comprando acciones o activos -el plan original de rescate del secretario del Tesoro, Henry Paulson sólo contemplaba sacar del mercado activos tóxicos- y por otro, garantiza durante un tiempo el préstamo interbancario, es decir, avala los préstamos que se hacen los bancos entre sí, una medida para generar confianza y desatascar el mercado interbancario. En realidad, el plan original de Paulson no contemplaba entrar en el accionariado de los bancos -los republicanos consideran anatema que el Gobierno intervenga en los mercados-, pero el Congreso lo revisó y dio al Gobierno un permiso que no quería.

El presidente ha defendido que estas medidas "se dirigen a uno de los problemas centrales que afectan a nuestro sistema financiero: los bancos no pueden pedir prestado dinero y eso impide su capacidad de prestarlo a los consumidores y empresas". "Cuando el dinero fluye libremente entre los bancos, es más fácil que los americanos pidan prestado para comprar coches y casas".

"Es una medida esencial a corto plazo para asegurar la viabilidad del sistema bancario americano", ha dicho el presidente en una breve alocución en los jardines de la Casa Blanca, tras reunirse con sus principales asesores económicos. Ha insistido en que las medidas tienen carácter temporal, pero ha querido transmitir un mensaje de confianza a la población. "Pasará un tiempo hasta que nuestros esfuerzos tengan un impacto completo, pero el pueblo americano puede tener confianza en el futuro a largo plazo de nuestra economía". Estas medidas no están destinadas a tomar el control de la economía de mercado, sino a preservarla", ha concluido.

Inyección de liquidez

Paulson ha detallado después que nueve grandes bancos del país han aceptado la entrada del Gobierno en su accionariado. El Secretario del Tesoro se había reunido previamente con ellos, según informaba esta mañana el diario The New York Times. Se trata de Citigroup, JPMorgan Chase (que recibirán 25.000 millones de dólares), Bank of America, Wells Fargo (20.000 millones), Goldman Sachs, Morgan Stanley (10.000 millones) Bank of New York Mellon y State Street (2.000).

Además, la Corporación Federal Aseguradora de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) ofrecerá una garantía ilimitada para los depósitos bancarios de las cuentas que no ofrecen interés, generalmente las de las empresas, una medida similar a la adoptada por los países europeos.