Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

El Gobierno avalará con 100.000 millones la deuda de la banca

El Consejo de Ministros se reúne de forma extraordinaria para aprobar las medidas acordadas en el plan de rescate de la zona euro

El Gobierno ha aprobado hoy en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros avales para operaciones de financiación de la banca por valor de 100.000 millones con plazo hasta final de año dentro de las medidas acordadas este pasado fin de semana entre los países de la zona euro para hacer frente a la crisis. Con esta medida, tal y como se anunció ayer, el Ejecutivo quiere garantizar la deuda nueva que contraigan las entidades financieras radicadas en España o aquellas filiales de extranjeras con un negocio "significativo" hasta el 31 de diciembre de 2009 con el objetivo de superar las tensiones de liquidez, atajar la desconfianza entre entidades y reactivar la concesión de créditos a consumidores y empresas.

Sobre los avales, que se articularán a través de un decreto ley que se suma al aprobado el pasado viernes a través del cual el Gobierno tiene previsto comprar activos de calidad de la banca, Zapatero ha destacado que las entidades de crédito que quieran acceder a ellos deberán cumplir una serie de requisitos estipulados por el Ministerio de Economía, y ha asegurado que "si todo sale bien" y el mercado responde, no tendrán coste para el contribuyente. Eso sí, ha reconocido que quizás afecte a la calificación de las agencias de rating aunque, en este punto, ha recordado que la deuda española no llega al 40% frente al 60% de la media europea.

Entre estos requisitos destacan las condiciones especiales de solvencia que establezca el Banco de España. El plazo para acceder a los avales finalizará el 31 de diciembre de 2009 y el plazo máximo de vencimiento de la deuda que se emitirá será de cinco años. Además, Zapatero anunció como medida preventiva la autorización al Ministerio de Economía de adquirir títulos de entidades para reforzar los recursos propios y recapitalizar a los bancos que puedan necesitarlo en un futuro. A pesar de la aprobación de esta medida, el presidente ha reiterado la opinión del ministro de Economía, Pedro Solbes, de que los bancos y cajas españoles son "solventes". Por este motivo, ha destacado, no se ha fijado ninguna cantidad para este fin.

Concretamente, el Gobierno avalará las emisiones de pagarés con un plazo máximo de cinco años, los bonos y las obligaciones y, según ha citado Zapatero, se podrán extender a otros instrumentos como depósitos interbancarios. Además, los avales devengarán una comisión "que refleje el riesgo que asume el Estado" y que serán fijadas por el Ministerio de Economía.

De este lado, Reino Unido y Alemania han concretado ya sus planes, mientras se espera que Francia e Italia hagan lo propio en las próximas horas. Por otra parte, desde Bruselas, el Ejecutivo comunitario ha confirmado que ha recibido formalmente por parte de España de las medidas adoptadas la semana pasada para contribuir a la estabilidad del sistema financiero, sobre cuya compatibilidad con la legislación comunitaria Bruselas tomará una decisión "lo antes posible".