Crisis financiera mundial | La respuesta europea

Berlín y París presentan hoy sus paquetes de ayuda al sector

El paquete de ayudas que el Ejecutivo alemán prepara para los bancos con problemas podría ser aprobado hoy mismo con un volumen de 400.000 millones de euros, según reconoció ayer un alto ejecutivo del Bundestag (Parlamento alemán) al diario de Colonia Kölner Stadt Anzeiger.

El presidente de la comisión presupuestaria del Parlamento, el liberal Otto Fricke, confirmó el dato, pero aseguró desconocer qué cantidad del abultado plan gravará al contribuyente. El parlamentario precisó, no obstante, que "al final puede ser que sea cero. El Estado puede recuperarlo todo".

Fricke detalló que inicialmente están previstos avales por valor de hasta 300.000 millones para reducir la desconfianza entre los bancos. También hay prevista otra ayuda de 100.000 millones para recapitalizar los bancos.

Más información
La zona euro acuerda un plan de rescate para desbloquear el sistema financiero
Más de un billón en ayudas a entidades financieras
El Gobierno avalará con 100.000 millones la deuda de la banca

Según la prensa alemana, el Gobierno alemán de la canciller Angela Merkel aprobará previsiblemente hoy el paquete de medidas de salvamento de la banca.

En Francia, un consejo de ministros extraordinario, convocado de urgencia por el presidente Nicolas Sarkozy, prevé aprobar, también hoy un paquete de medidas para sacurdirse los problemas del crash bursátil.

Entre las iniciativas que hoy planteará Sarkozy se incluye la creación de un dispositivo que permita a las entidades financieras hacerse préstamos a más largo plazo.

Soluciones en Portugal

El Ejecutivo luso va a aportar 20.000 millones de euros para garantizar las operaciones financiera entre los bancos que operan en Portugal, anunció ayer el titular de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos.

La medida supondrá que cuando una entidad pida un préstamo a otra en el mercado interbancario nacional, la operación contará con la garantía y respaldo del Estado, explicó el ministro portugués tras participar en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para analizar la crisis financiera internacional.

El ministro luso aclaró que la garantía aprobada representa el 11,7% del PIB portugués y que se trata de una medida que no traerá consecuencias para los próximos presupuestos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS