Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Ford, GM y Chrysler cerca de quebrar, según Standar & Poor's

Lo harían ahogadas por la crisis y la ralentización de las compras en EE UU.- Las acciones de General Motors están en su peor valoración en 58 años

General Motors, Ford y Chrysler están abocados a la bancarrota por la ralentización de la economía y la reducción de las ventas de automóviles en EE UU, según ha asegurado el analista de Standard & Poor's Robert Schulz.

"Los factores macroeconómicos pueden aplastar a estas compañías", asegura el reputado analista del sector de la automoción, incluso teniendo en cuenta que los tres grandes fabricantes de automóviles estadounidenses están preparando planes para sobrevivir. En una situación de escasez de liquidez y crisis, las tres compañías tendrán problemas para encontrar financiación, sobre todo con la venta de coches a niveles de 1992.

Standar and Poors aclara que la bancarrota sería "la última solución" y no, lógicamente, algo elegido por las empresas. Las empresas, preguntadas por el canal de televisión Bloomberg, han negado esta posibilidad.

Colapso de la venta mundial de coches

Como si quisiesen añadir factores negativos a las complicadas perspectivas de las tres compañías, sus acciones no dejan de dar la razón a los más agoreros. Así, la de Ford se encuentra en su peor cotización desde 1982 y la de General Motors está en los niveles más bajos en 58 años, tras bajar ayer un 31,11%, justo después de que S&P anunciara que estudiará revisar a la baja su 'rating' de crédito. Standard & Poors ha dicho que la revisión de la calificación de GM y Ford es fruto del "rápido debilitamiento del estado de la mayoría de los mercados globales del automóvil junto con las condiciones del mercado de capitales que siguen siendo un serio desafío".

También hoy la empresa de análisis de mercados J.D. Powers advirtió que en 2009 se podría producir un "colapso" de las ventas mundiales de automóviles, al anunciar que la demanda de vehículos nuevos en EE.UU. este año se reducirá a 13,6 millones de unidades, 2,5 millones menos que en 2007.