Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Bernanke y Paulson urgen al Congreso de Estados Unidos a aprobar las medidas contra la crisis

El presidente de la Fed recuerda a los congresistas que los mercados financieros están pendientes de sus negociaciones.- Los senadores de ambos bandos, escépticos y críticos ante la urgencia de las medidas

"Que Dios haya creado el mundo en siete días no quiere decir que tengamos que aprobar esta propuesta en siete días". Con estas palabras ha expresado este martes el senador republicano Joe Barton su escepticismo y el de los senadores de ambos bandos presentes en el Comite de Bancos acerca de la urgencia de las medidas presentadas por las principales autoridades económicas del EE UU en el Congreso.

Antes, el presidente de la Reserva Federal de Estados unidos (Fed, por sus siglas en inglés), Ben Bernanke, ha instado al Congreso a llegar a un acuerdo lo antes posible sobre el plan de rescate anunciado por la Administración de George W. Bush para atajar la crisis financiera por valor de 700.000 millones de dólares (480.000 millones de euros). "Los mercados de capitales están bajo un gran estrés y urge adoptar acciones inmediatas para comprar acciones por valor de cientos de miles de millones de dólares intoxicados por las hipotecas basura", ha asegurado Bernanke a la Cámara estadounidense.

Casi nadie en esta habitación ha decidido aún en qué sentido van a votar

"A pesar de los esfuerzos de la Fed, el Tesoro y otras instituciones, los mercados financieros internacionales continúan bajo una extraordinaria presión", ha añadido en un documento oficial. Estas medidas, ha explicado, tienen como objetivo estabilizar la situación y evitar lo que, de otro modo, "podría ser un nuevo debacle de los mercados con muy graves consecuencias para la economía".

En la misma línea, otro de los artífices del plan de la Casa Blanca, el secretario del Tesoro, Henry Paulson, ha asegurado que "los mercados han alcanzado un nuevo nivel dentro de las turbulencias" que asolan Wall Street desde el estallido de la crisis. Además, ha advertido de que amenazan con salpicar al resto de la economía. "Debemos tomar una acción decisiva contra las causas profundas de esta agitación", ha enfatizado.

La Casa Blanca puso el lunes toda su maquinaria a funcionar para conseguir el apoyo de los demócratas a su plan de medidas de rescate. En esta línea, Bernanke y Paulson recuerdan que es el momento de respetar la "disciplina bipartidista", es decir, de olvidarse de partidismos, según informa The New York Times. Pero no será fácil. El presidente Bush ha comparecido ante la Asamblea General de Naciones Unidas, donde se ha mostrado optimista respecto al éxito del plan de rescate.

Escepticismo de los senadores

Sin embargo, los demócratas no piensan quedarse callados. En el Senado han respondido al plan millonario de Paulson con el suyo propio. El presidente de la Comisión de Bancos del Senado, Christopher Dodd, ha desarrollado una lista de exigencias. Los interrogantes no se limitaron al lado demócrata. Richard Shelby, el republicano de mayor rango en el Comité, se quejó de que un proceso "increíblemente acelerado" para la aprobación del paquete no deja tiempo para buscar alternativas. Shelby afirmó que el plan "pretende salvar a las mismas instituciones financieras que crearon esta crisis".

El propio Dodd ha calificado la propuesta del Tesoro de "sorprendente y sin precedentes en su ámbito por su falta de detalle". "Casi nadie en esta habitación ha decidido aún en qué sentido van a votar", ha resumido el republicado Phil Gingrey.