Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit exterior español aumenta un 15% hasta los 58.615 millones

La mejora de la balanza de servicios por el tirón del turismo no contrarresta el desfase en la comercial

La balanza por cuenta corriente -que mide los intercambios con el exterior por transacción de mercancías, servicios, rentas y transferencias- ha sumado un déficit de 58.615,4 millones de euros hasta junio, lo que supone un nuevo aumento de los números rojos en el balance de lo que España compra y vende fuera de sus fronteras, en este caso del 14,93% respecto al mismo periodo de 2007.

Según el Banco de España, este incremento del saldo negativo se debió, principalmente, al aumento del déficit de la balanza comercial y, en menor medida, al incremento de los déficit de las balanzas de rentas y de transferencias corrientes.

Así, la balanza comercial acumuló un déficit en los seis primeros meses de 46.731,4 millones, un 12,7% más que el mismo periodo del año anterior, debido a que las importaciones, de 147.532,9 millones, crecieron un 8,4% más que hace un año, mientras que las exportaciones, que sumaron 100.801,6 millones, lo hicieron en un 6,5 % más.

Esta evolución tuvo lugar en un contexto de aumento del déficit energético, ya que el de los productos no energéticos ha comenzado a disminuir. En la balanza de servicios, de su lado, el superávit aumentó un 18,09% hasta los 9.935 millones, resultado tanto de la ampliación del saldo positivo de turismo y viajes, así como de la disminución del déficit de los otros servicios.

De su parte, el déficit de la balanza de rentas aumentó un 15,59% con respecto al pasado año, hasta alcanzar los 15.709,5 millones, mientras que el saldo negativo de transferencias corrientes se amplió un 40,24%, hasta los 6.109,5 millones.

La cuenta de capital generó en los seis primeros meses un superávit de 3.662,4 millones, un 112,84% más que en el 2007, consecuencia del aumento de los ingresos de las Administraciones Públicas por transferencias de capital de la UE. Además, según el Banco de España, en el primer semestre del año, la economía española registró una necesidad de financiación de 54.952,9 millones de euros, un 11,51% más que hace un año.