Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los precios de la vivienda nueva bajan un 2,1%

Tinsa afirma que los pisos tendrán que caer "bastante más" para dar salida a las 400.000 casas que quedan por vender

El precio de la vivienda nueva sigue bajando los escalones generados por el duro ajuste del sector y se han abaratado un 2,5% en el mes de junio en tasa interanual, según datos de la tasadora inmobiliaria Tinsa, que añade que todavía tendrá que bajar "bastante más" si se quiere dar salida al stock actual de 400.000 inmuebles, algo que en su opinión podría tener lugar antes de final de año.

Así, una semana depués de conocerse que la Sociedad de Tasación fijaba este descenso en el 1,2% y el primer movimiento a la baja desde 1993, hoy, el presidente de Tinsa, Ildefonso Ortega, ha pronosticado mayores caídas en el precio de la vivienda hasta que se ajusten la oferta y la demanda, algo que "ocurrirá pronto" si mejoran las condiciones de financiación y se construyen casas a precios más asequibles, como las viviendas protegidas.

"Vamos a necesitar entre uno y dos años para drenar las entre 800.000 y 900.000 viviendas nuevas que saldrán este año al mercado y se quedarán en stock", ha indicado Ortega, teniendo en cuenta que la demanda actual asciende a unas 475.000 casas entre obra nueva, segunda mano y alquiler.

No obstante, ha añadido que la evolución dependerá de la disponibilidad de acceso a créditos por parte de los consumidores, de la bajada de los precios de la vivienda y de la evolución de la economía en general, ya que si éstas mejoran saldrá al mercado la demanda embalsada.

El presidente de Tinsa ha explicado que la caída más severa se está dando en las áreas metropolitanas, un 3,7%, y en las capitales de provincias, donde "se está corrigiendo la subida de los precios" experimentada en años anteriores con un descenso del 3,6%. Por detrás, en base a sus cálculos, establecidos a partir del análisis de un 20% del mercado, se sitúa la Costa Mediterránea con un descenso del 3%, mientras que en Baleares y Canarias ha bajado un 2%, y un 0,5% en el resto de localidades.

No obstante, ha pronosticado que a finales de 2008 puede haber una mayor disposición de casas nuevas más económicas y una mejora de la capacidad financiera de las familias. Así, ha invitado al sector a que saquen menos viviendas nuevas al mercado y a especializarse en "el tipo de casas que los consumidores están dispuestos a adquirir".