Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ajuste inmobiliario

Los promotores aseguran que los pisos han bajado un 15% desde septiembre

La patronal APCE reclama una nueva tipología de vivienda de protección y achaca el parón en las ventas a la subida de los intereses y el paro

Si hace unos meses los promotores preveían un desplome de los precios de los pisos del 8% a lo largo de este año, el ajuste "brusco" que está sufriendo el sector, según reconocen desde los propios interesados hasta el Gobierno, está dejando obsoletas estas previsiones ya que, tal y como aseguran desde la Asociación de Constructores y Promotores de España (APCE), la vivienda se ha abaratado "no menos de un 15%" desde septiembre. Un descenso sin precedentes que, bien es cierto, tiene lugar después de un encarecimiento también sin precedentes de las casas en los últimos trece años.

Según han confirmado a ELPAÍS.com en fuentes de la patronal que agrupa a las principales empresas del ladrillo, la subida del Euríbor, que hoy ha alcanzado un récord del 5% en su cotización intradía, y el aumento del paro están alejando a los posibles compradores, con lo que los promotores, "aunque no todos", han vuelto a bajar los precios en enero tras el primer ajuste que, según añaden, tuvo lugar en septiembre.

Los promotores instan a los compradores a no esperar porque "ya hay buenas oportunidades"

Si bien habrá que esperar a los datos oficiales del Ministerio de Vivienda del segundo trimestre para confirmar este descenso del 15%, que viene a dar la razón a los estudios del Fondo Monetario Internacional que sostenían que el sector en España estaba sobrevalorado en un 20% por la burbuja inmobiliaria, las últimas cifras que constan en el departamento que dirige Beatriz Corredor recogen el primer descenso real de precios desde 1997.

Para reactivar el mercado, desde APCE sostienen que "ya hay buenas oportunidades" para los compradores y ponen el énfasis en que "se ha extendido la idea de que a la gente pronto le van a regalar los pisos o de que va a haber gangas generalizadas". Un extremo que rechazan de plano: "Eso no va a ser así", por lo que "hasta que la población se dé cuenta es probable que el mercado sufra", han añadido.

Desde la patronal, la solución al actual estancamiento del sector pasa por crear una nueva tipología de vivienda a medio camino entre la protección oficial y la iniciativa privada que garantice unos tipos de interés no superiores a los de la VPO al mismo tiempo que asegure la existencia de un comprador para las nuevas promociones.

Por el momento, las consecuencias de este parón ya son palpables. Si el pasado año se finalizaron 641.000 viviendas, este año no se llegarán a iniciar ni 300.000, lo que en términos de empleo será "un palo", según ha afirmado Manuel Martí a Onda Cero en unas declaraciones recogida por Europa Press. Además, ha explicado, muchas empresas "se quedarán por el camino" y sólo permanecerán las más fuertes y profesionalizadas del sector, "algunas de las cuales es posible que también sufran".