Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escándalo por la evasión de impuestos vía Liechtenstein ya afecta a España

La Agencia Tributaria investiga a un número indeterminado de sospechosos españoles por posible evasión y fraude fiscal

El escándalo por evasión de impuestos en Liechtenstein ya afecta a España. La Agencia Tributaria anunció el martes que "está analizando información sobre ciudadanos españoles incluidos en las listas de cuentas y depósitos bancarios de Liechtenstein usados, presuntamente, para la evasión y el fraude fiscal".

Según ha informado este organismo a través de un comunicado, una vez analizada esta información se abrirán, si procede, las correspondientes inspecciones o se remitirán los expedientes a la justicia en el supuesto de posible comisión de delitos fiscales.

Las administraciones tributarias de España, Australia, Canadá, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos, entre otros, están trabajando de manera coordinada tras descubrirse cuentas y depósitos bancarios en Liechtenstein con la intención de evadir el pago de impuestos. EE UU, por su parte, ha abierto una investigación contra 100 ciudadanos de su país.

MÁS INFORMACIÓN

El lunes se conoció también que un total de 91 evasores fiscales han confesado ante la fiscalía de Bochum y 72 han presentado denuncias contra sí mismos (figura jurídica con la que se busca evitar la cárcel), en el marco del fraude tributario relacionado con las fundaciones que funcionan en el principado de Liechtenstein. Según la fiscalía, que mantiene en secreto sus nombres, los evasores confesos han pagado ya al fisco alemán 27,8 millones de euros mientras se esperan también pagos millonarios de los que se han denunciado a sí mismos.

De Suecia y Francia ya se tenían noticias de que estaban investigando a un número indeterminado de sus contribuyentes. Los primeros en reaccionar han sido las autoridades suecas. Tal y como ha informado el director general de Hacienda, Mats Sjöstrand, el Gobierno ha abierto ya una investigación sobre un centenar de nacionales con cuentas bancarias en el paraíso fiscal de Liechtenstein.

Sjöstrand ha revelado en un artículo publicado en el periódico Dagens Nyheter que Suecia había logrado parte de la información sobre el caso a través de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Investigado un segundo banco del Principado

Otro de los Gobiernos que también se ha puesto manos a la obra para descubrir a sus defraudadores gracias a las informaciones transmitidas por la OCDE es Francia, según confirmaron desde la Dirección General francesa de Impuestos, que ha negado haber pagado por ellos.

En Dinamarca, mientras, la oposición logró el martes sacar adelante con el apoyo del ultranacionalista Partido Popular, habitual aliado del Gobierno y que le da la mayoría, una propuesta para utilizar las informaciones alemanas en una hipotética investigación.

La Fiscalía alemana, por su parte, ha anunciado que ha ampliado las pesquisas sobre este fraude fiscal, considerado como el más grande de la historia de Alemania, a un segundo banco del Principado. Aunque los representantes del Ministerio Público no han querido confirmar el nombre de la segunda entidad implicada, medios alemanes apuntan al banco Vontobel Treuhand.

Los investigadores han añadido que, hasta el momento, han analizado el patrimonio de unos 120 sospechosos, la mayoría famosos y millonarios, de recurrir a las fundaciones del paraíso fiscal para no pagar impuestos. El capital de esas fundaciones, según ha informado la fiscalía, ronda los 200 millones de euros, lo que significa que la deuda fiscal "es inmensa".