Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almunia califica de "irresponsable" poner en duda la solvencia de los bancos españoles

El comisario europeo, socialistas y sindicatos se unen a la defensa del Banco de España del sistema financiero español ante las críticas del PP

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, ha entrado hoy en la política nacional española al considerar "irresponsable" las alusiones de "supuestos responsables políticos", en alusión al PP, a los problemas de liquidez de algunas entidades españolas.

El comisario ha dejado claro que ese factor no ha tenido nada que ver con la rebaja de la previsión de crecimiento de la economía española en 2008, desde el 3% calculado en noviembre al 2,7%.

Así, al ser preguntado si las supuestas dificultades de liquidez del sector bancario han afectado al recorte de la previsión de crecimiento, Almunia contestó: "en absoluto".

Según el comisario, resulta "irresponsable escuchar a supuestos responsables políticos hablar en esos términos".

El portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, aseguró ayer que las entidades financieras españoles tienen dificultades y falta de liquidez, en línea con varias informaciones publicadas por la prensa británica.

Sin embargo, tanto el Gobierno como el Banco de España, la Asociación Española de Banca y la Confederación Española de Cajas de Ahorros han negado categóricamente la existencia de esos problemas.

El PSOE arremete contra

Desde el PSOE, su secretaria de Política Económica y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, también ha acusado al PP de cometer "el colmo de los despropósitos" al criticar la viabilidad del sistema financiero español y ha añadido que es una "imprudencia" intentar "desdibujar" la realidad económica de España.

Otros que han calificado de "irresponsable" la actitud del PP ha sido UGT. Así, la Federación de Servicios del sindicato ha asegurado hoy que "generar falsa incertidumbre es negativo para el sistema financiero español".

Fes-UGT ha subrayado la "fortaleza del sistema financiero español", e indicó que a ella han contribuido los 250.000 trabajadores que componen las plantillas de bancos, cajas de ahorros y los sindicatos del sector. Por ello, censuró "las críticas infundadas e irresponsables que afectan a un sector tan sensible como estratégico para la economía española".