Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola se compromete a mantener las “raíces escocesas” de Scottish Power

Jack McConnell e Ignacio Sánchez Galán, se han reunido en Glasgow para hablar de la operación.

El ministro principal escocés, Jack McConnell, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, se han reunido hoy en Glasgow (Escocia) para tratar sobre la posible adquisición de la empresa Scottish Power por la eléctrica española, una transacción valorada en 17.200 millones de euros. Al término de la entrevista, a la que también asistió el viceministro principal de Escocia, Nicol Stephen, McDonnell aseguró que Iberdrola se ha comprometido a mantener las raíces escocesas de Scottish Power si se materializa la compra.

Sobre la reunión de hoy, McConnell subrayó que Iberdrola "no sólo está comprometida con las condiciones de servicios existentes para los empleados en Escocia, sino también -lo que es crucial- con la identidad escocesa de Scottish Power y su sede en Glasgow".

En un comunicado, el ministro principal indicó que el grupo español está dispuesto a mantener el actual programa de inversión de la empresa local en la central eléctrica de Longannet y en proyectos de energía renovable, al tiempo que ha abierto la puerta a futuras inversiones a largo plazo.

"Iberdrola es una compañía internacional con ambiciones globales y, en Escocia, tenemos las cualificaciones y potencial en el sector energético que, pienso, pueden atraerles", afirmó. Si la operación de compra se completa, el Gobierno escocés mirará de asegurar para el futuro más inversiones en empleos, investigación y en el sector energético en su conjunto, tras obtener el compromiso del grupo español en cuanto a las inversiones ya en curso.

El mes pasado, Iberdrola llegó a un acuerdo con la dirección de Scottish Power para lanzar una opa de la que surgiría la tercera compañía energética europea, sólo por detrás de la francesa EDF y la alemana E.ON.