Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de los inmuebles crecerá a un ritmo del 5% en 2006, según el BBVA

El banco estima que se construirán 600.000 viviendas anuales en los próximos diez ejercicios

El actual ritmo al que crecen los precios inmobiliarios en España, cercano al 14% según los datos de los tasadores, descenderá durante el presente año hasta situarse en el 10%, tasa que se reducirá a la mitad en el año 2006 debido al mantenimiento del volumen de casas que se construyen en el territorio nacional, actualmente en máximos históricos.

Así lo explicó hoy el director general de banca minorista de BBVA, Julio López, durante un encuentro en el que explicó la estrategia hipotecaria del banco y la estructura actual del mercado español, donde afirmó que se construirán cerca de 600.000 anuales en los próximos diez años para paliar los problemas de oferta y alcanzar un precio de equilibrio "en un entorno cercano a la inflación".

En cuanto a cómo afectará esto al negocio hipotecario del banco, el BBVA ha alertado de que se desacelerará este año, ya que espera que la financiación de nuevas hipotecas crezca un 10%, frente al incremento del 41% que registró el ejercicio pasado. López ha matizado que, a pesar de la ralentización en la formalización de hipotecas, "2005 seguirá siendo un año excelente" para el negocio.

El 2004 "ha sido un año récord", ya que según los datos del Ministerio de Vivienda se ha iniciado la construcción de 670.000 pisos y se han entregado 480.000 inmuebles, "la cifra más alta de estas dos variables en los últimos veinte años". A este respecto, señaló que la demanda está impulsada por factores "conocidos" tales como el ritmo de creación de empleo, el proceso de creación de nuevos hogares, el aumento de la renta que se deriva en una mayor intención de compra de segunda vivienda, la demanda de extranjeros y las favorables condiciones monetarias generadas por los bajos tipos de interés. En concreto se registra un alza del 14% hasta situar el importe medio de una vivienda de 100 metros cuadrados en los 162.000 euros, mientras que la deuda hipotecaria media asciende a 129.829 euros, un 20,4% más que en 2003.

A juicio de López, el ritmo de crecimiento del crédito del total del sistema destinado a financiar la compra de casas alcanza el 24,9% interanual según los datos del cierre del año, con un repunte del 23,1% en los préstamos hipotecarios a los hogares, cantidad que descenderá hasta el 15% en 2005 según las estimaciones del banco. Por su parte, la previsión de oferta de vivienda en 2005 "mantiene el tono de optimismo", con 620.000 casas iniciadas (frente a las 670.000 del pasado año) y con 525.000 entregas, lo que supone un repunte del 9,3%.

Medidas fiscales y tipos

Por lo que se refiere a las modificaciones fiscales que prepara el Gobierno y que podrían contemplar una reducción de los incentivos tributarios a la adquisición, el director de banca minorista de BBVA descartó que puedan producir un efecto importante sobre la demanda y, por lo tanto, sobre los precios.

En cuanto a la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) modifique los tipos de interés, López señaló que "todo el mundo espera que en el segundo semestre de 2005 se produzca una subida cercana al 0,5%", si bien estimó que las familias podrán seguir haciendo frente a sus hipotecas "sin emplear un mayor esfuerzo, ya que el coste es perfectamente asumible".

Ampliar los plazos

El responsable de banca minorista de BBVA defendió también la ampliación de los plazos de los préstamos para la compra de inmuebles, al contrario de lo expresamente manifestado por el Banco de España y en línea con muchos países situados en el Norte de Europa.

En este sentido, recordó que el plazo medio de las hipotecas en España es de 24 años, si bien las casas se pagan en diez años, según los datos de la patronal AHE, distancia que se explica porque algunas familias compran una segunda residencia sin haber terminado de pagar la primera.