Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La balanza de pagos española duplicó su déficit hasta agosto

El ritmo de las importaciones supera en dos veces al de las exportaciones

España duplicó en los ocho primeros meses de este año el déficit de su balanza por cuenta corriente, que se situó a finales de agosto en 22.014 millones de euros, desde los 10.920 de déficit acumulados en el mismo periodo de 2003. Según los datos de la Balanza de Pagos difundidos hoy por el Banco de España, este fuerte crecimiento del déficit corriente se debe al aumento de la partida comercial (más importaciones que exportaciones), y a la reducción del superávit de la balanza de servicios, perjudicada por la evolución del turismo.

La fortaleza del euro, que se mantiene muy cerca del cambio histórico de 1,30 dólares, y la escalada del precio del petróleo amenazan con desestabilizar la competitividad de la economía española. Sólo en el mes de agosto, se contabilizó un déficit por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, por valor de 2.448 millones de euros, casi diez veces más que los 284,2 millones registrados en el mismo mes de 2003.

El déficit acumulado de la balanza comercial se elevó hasta 31.315,0 millones de euros, desde 22.892,5 millones en igual periodo del año anterior. Las exportaciones aumentaron un 4,9%, mientras que las importaciones lo hicieron a un ritmo del 11,3%. Mientras, en la balanza de servicios, el superávit acumulado se redujo hasta 16.467,3 millones de euros, desde 18.755,1 millones del periodo enero-agosto de 2003, con una caída del 5,5% en el superávit acumulado por la rúbrica de turismo y viajes.

También la balanza de rentas amplió su saldo deficitario en los ocho primeros meses de 2004, hasta 8.388,3 millones de euros desde 7.528,6 millones de déficit en idéntico período de 2003. Finalmente, el superávit acumulado por la balanza de transferencias aumentó hasta situarse en 1.221,3 millones de euros, desde 745,2 millones de superávit del período enero-agosto de 2003.

La cuenta de capital acumuló, en los ochos primeros meses de 2004, un saldo positivo de 5.823,9 millones de euros, superior al superávit de 5.384,4 millones contabilizado en el mismo periodo de 2003. El aumento de los ingresos en concepto de transferencias de capital de la UE explica la ampliación del superávit de la cuenta de capital en el periodo considerado. Con todo, la economía española mostró una necesidad de financiación de 16.191 millones de euros en los primeros ocho meses de 2004, que casi triplica la contabilizada en igual periodo de 2003 (5.536,5 millones).