Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COYUNTURA

El BCE insiste en que un petróleo caro perjudica al crecimiento

En su informe mensual de junio confirma que la inflación podría mantenerse por encima del límite del 2%

El Banco Central Europeo (BCE) ha advertido de que la reciente escalada de los precios del petróleo puede frenar el crecimiento económico en la eurozona. Pese a todo, la entidad expresa en su boletín de julio su convicción de que continuará la recuperación "al darse las condiciones necesarias", aunque afirma que el repunte de la inflación se mantendrá "a corto plazo".

El instituto emisor pronostica presiones inflacionistas más fuertes que las adelantadas inicialmente, que pueden persistir más allá del corto plazo, si bien las perspectivas son de estabilidad de los precios a medio plazo, con un IPC que no superaría entonces el 2%. Esta estabilidad se mantendrá siempre que la evolución salarial sea moderada, tal como han demostrado los últimos datos, y que no se disparen los precios de las materias primas, incluido el crudo. Según datos preliminares de la oficina comunitaria de Estadísticas Eurostat, la inflación en la zona euro se colocó en junio en el 2,4%, una décima menos que el mes anterior.

En cuanto al crecimiento, los economistas del banco europeo adelantan un "un crecimiento sostenido de la actividad real durante el segundo trimestre" de este año, tras un ascenso del 0,6% en los primeros tres meses de 2004 respecto al trimestre anterior.

La cotización del crudo modera la subida

El precio del petróleo bajó anoche en el mercado de Nueva York tras los comentarios tranquilizadores del Gobierno saudí respecto a un incremento de la oferta y por la reanudación de las exportaciones iraquíes y nigerianas. Los contratos para agosto del Petróleo Intermedio de Texas, que es el de referencia en EE UU, retrocedieron 39 centavos. Un día antes había rozado la barrera de los 40 dólares, cerrando al precio más alto desde principios de junio pasado en el New York Mercantile Exchange, por el temor a problemas de suministro debido a la situación en Irak, Nigeria y ante las dificultades que atraviesa la petrolera rusa Yukos.

En el mercado de Londres, los contratos para agosto del brent también vieron moderado su precio, concretamente en 53 centavos, para cerrar a 36,65 dólares el barril. Esta mañana la tendencia es similar y se mantiene ligeramente por encima de los 36 dólares.

El Banco de Inglaterra mantiene los tipos en el 4,5%

En otro orden de cosas, el Banco de Inglaterra ha mantenido hoy los tipos directores en el 4,5%, tras la reunión de dos días mantenida por su comité de política monetaria, tal y como preveían los analistas. El instituto emisor británico ha incrementado los tipos en cuatro ocasiones desde noviembre, elevándolos en los últimos ocho meses del 3,5 al 4,5%. El último cambio se produjo el 10 de junio, cuando la entidad los incrementó un cuarto de punto. Como de costumbre, cuando opta por no realizar cambios, el Banco de Inglaterra no ha ofrecido ninguna explicación para justificar su decisión en el comunicado, pero las actas del comité serán publicadas el 21 de julio.

Más información