Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monti anuncia un principio de acuerdo con Francia para salvar Alstom

París ha pactado con Bruselas la apertura de la compañía al capital de otras empresas no públicas en cuatro años

El comisario europeo de Competencia, Mario Monti, ha anunciado esta tarde la existencia de un principio de acuerdo sobre las condiciones del plan de salvamento financiero de Alstom. Propondrá la aprobación definitiva del mismo "antes de verano", informa EP.

El ministro de Finanzas francés, Nicolás Sarkozy, confirmó en Londres la consecución de este acuerdo y reveló que su idea era hacerlo público "antes de fin de semana". Parco en detalles, sí comentó que consiste "en una fórmula que permite satisfacer las exigencias de la Comisión sin comprometer el futuro" de Alstom.

Después de una semana de contradicciones entre Francia y la Comisión Europea, Monti ha precisado que el acuerdo está pendiente de ser finalizado "en las próximas horas", según confirmó su portavoz, cuando se llegue a un acuerdo con los bancos crediticios que intervienen en el plan de ayudas.

Horas antes, el comisario y el ministro francés de Finanzas, Nicolas Sarkozy, acordaron que la concesión de 4.275 millones de euros a Alstom deberá acompañarse de una apertura del grupo al capital de otras empresas en un plazo de cuatro años y sin que concurran en ello empresas públicas francesas. El grupo alemán Siemens, que ya se ha mostrado interesado, el japonés Mitsubishi y el estadounidense GE, son candidatos a entrar en Alstom.

Socios privados

En un comunicado, Bruselas comunicó esta mañana el compromiso de las autoridades francesas a aceptar que los socios industriales con los que pacte "no serán empresas controladas por el Estado francés, de jure o de facto, individualmente o colectivamente".

"El Estado francés se compromete a que la empresa Alstom concluya con uno o varios socios industriales un acuerdo en un plazo de 4 años", según el comunicado de la Comisión, que resume las conclusiones de una conversación telefónica mantenida esta misma mañana entre Sarkozy y Monti. Los socios industriales "participarán de forma significativa en la actividad de Alstom", continúa la nota. Además, "salvo acuerdo previo de la Comisión, estos socios no serán empresas controladas por el Estado francés, de hecho o de derecho, individualmente o conjuntamente".

Además, la Comisión exige a Alstom que se desprenda a corto plazo de un volumen de negocio que podría rondar 1.500 millones de euros, según reveló el ministro francés de Industria, Patrick Devedjian. Entre desinversiones y partición de actividades, el grupo podría verse obligado a desprenderse de actividades por valor de 21.000 millones de euros, según fuentes comunitarias.

El Estado francés ha propuesto un plan de salvamento para Alstom que implica una ayuda pública de 3.200 millones de euros, cuestionada por la CE. La Comisión Europea tiene que pronunciarse antes del 21 de junio sobre la legalidad y la viabilidad de ese plan de salvamento elaborado con el apoyo del Estado francés el pasado verano.