Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE aguanta la presión y mantiene en el 2% los tipos de interés

La debilidad del euro aleja la posibilidad de un recorte reclamado por Francia y Alemania

El Banco Central Europeo (BCE) sigue reticente a tocar los tipos de interés a pesar de las voces que reclaman un recorte del precio del dinero. Hoy ha decidido esgrimir "su independencia" respecto de las presiones políticas y dejarlos en el 2%, valor "adecuado" y más que suficiente según su presidente, Jean-Claude Trichet, para impulsar la recuperación en la eurozona. El BCE mantuvo también la facilidad marginal de crédito, el interés al que presta dinero a las entidades, en el 3%, así como la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 1%. Tras conocerse la noticia, la divisa se mantuvo por debajo de 1,22 dólares, su menor cambio en tres meses.

La pérdida de la fortaleza de la moneda única de las últimas jornadas alejaba aún más la posibilidad de una rebaja en las tasas de interés ya que, para gran parte del mercado, incluido un amplio sector del Consejo de Gobierno del BCE, un euro débil mejora la competitividad de las compañías que exportan fuera de la UE y favorece, en teoría, la mejora económica. De hecho, el euro ha perdido un 7% de su valor desde el pasado 18 de febrero, cuando escaló hasta 1,2929 dólares, y lleva encadenando varios descensos consecutivos en su cambio frente al billete verde.

Con este escenario, y "el nivel actual de la inflación de la zona en línea con la estabilidad de precios" (el IPC de la UEM cayó el mes pasado al 1,6%, su nivel más bajo en Cuatro años), según ha confirmado su responsable en rueda de prensa, el BCE ha considerado hoy dejar los tipos como están. Sin embargo, el banquero ha asegurado que la entidad "observará muy de cerca" todos los acontecimientos que pudieran afectar a la estabilidad de precios, y pronosticado que en el segundo trimestre de 2004 la tasa anual de inflación podría subir de forma temporal.

Asimismo, respaldó implícitamente al presidente de la Reserva Federal estadounidense, Alan Greenspan, en las veladas críticas que hizo ayer en su discurso a los bancos centrales asiáticos por su intervencionismo. "Alan pronunció un discurso muy, muy interesante", respondió Trichet cuando se le preguntó si mantenía la misma opinión respecto de determinadas prácticas encaminadas a impedir la apreciación de algunas monedas asiáticas frente al dólar.

Presiones a la baja

Una parte de los analistas esperaba que se anunciara un recorte desde el 2% actual porque ven en ello un empujón para crecer. Según ellos, la Bolsa lo había estado descontando con los avances de las últimas sesiones. Además, en estos días las presiones políticas dirigidas a una rebaja de tipos han sido evidentes. Entre otros han hablado el canciller alemán, Gerhard Schröder, y su homólogo francés, Jean-Pierre Raffarin, instando a Trichet a reducir el precio del dinero para impulsar la coyuntura.

Para este sector de opinión, el BCE tendría que haber actuado "con lógica", ya que sería una manera de apoyar la debilidad de la incipiente recuperación que empieza a notarse en Francia y Alemania, los dos principales motores de la economía comunitaria.

El Banco de Inglaterra deja los tipos en el 4%

El Banco de Inglaterra mantuvo hoy sus tipos de interés en el 4%, tras una reunión de dos días de su comité de política monetaria, informó hoy en un comunicado. Esta decisión cumple las expectativas del mercado, después de que el pasado 5 de febrero el Banco Central británico aumentase un cuarto de punto los tipos, por segunda vez en los pasados tres meses. Las actas de la reunión serán publicadas el próximo 17 de marzo.

Más información