Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNIÓN EUROPEA

Solbes anuncia sanciones contra Portugal por su excesivo déficit público

El comisario de Asuntos Económicos de la UE también advierte de una posible activación de la alerta previa contra Francia e Italia

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea (UE), el español Pedro Solbes, anuncia, en una entrevista que hoy publica el diario alemán Berliner Zeitung, la imposición de sanciones contra Portugal, así como una posible activación del mecanismo de alerta previa contra Francia e Italia, en razón de los elevados déficits públicos de estos tres países, a los que, en menor medida, se suma Alemania, cuya situación presupuestaria es, a juicio del comisario, poco satisfactoria.

Solbes se declara convencido de que el déficit presupuestario de Portugal sobrepasa el 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), límite tolerado por el Pacto de Estabilidad, y que se aplicará un procedimiento sancionador contra Lisboa en el momento en que la cifra de su déficit sea oficialmente confirmada confirmada.

En el caso italiano, a pesar de que el ministro italiano de Economía garantizó hace tres semanas a sus homólogos en la UE el equilibrio del presupuesto de su país para el año 2003, Solbes indicó que el Gobierno de Silvio Berlusconi acaba de presentar una planificación presupuestaria que no prevé el equilibrio hasta 2004. Además, continúa Solbes, en lugar de adoptar medidas de saneamiento estructurales, el Gobierno italiano se limita a medidas puntuales. "Es como si ellos no pagasen su alimentación diaria con su salario, sino vendiendo su casa", indicó el comisario.

"Dolorosas medidas"

Por lo que respecta a Francia, Solbes señala que este país se niega a aplicar "las dolorosas medidas" necesarias para poner en orden sus finanzas públicas. El comisario europeo muestra su oposición a las proposiciones de París de excluir ciertas inversiones públicas del cálculo del déficit y rechaza igualmente una puesta entre paréntesis de los gastos relacionados con el desarrollo de una defensa europea común.

En cuanto a Alemania, a juicio del comisario, su situación en materia de déficit público no es satisfactoria, puesto que no alcanzará el equilibrio hasta el año 2004, es decir después de la mayoría de los países de la zona euro. No obstante, admite Pedro Solbes, la Comisión no ha registrado signos de que Berlín se haya replanteado los objetivos de saneamiento convenidos en febrero de este año.

Según los términos del compromiso adoptado entonces, Alemania se comprometía a "llegar antes de 2004 a una situación próxima al equilibrio a condición de que el crecimiento económico prosiga". Para cumplir este compromiso, el ministro alemán de Economía, Hans Richel, puso como condición previa una tasa de crecimiento de al menos el 2,5 por ciento.