Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MACROECONOMÍA

La caída del PIB en el cuarto trimestre confirma la recesión en Alemania

La economía de la 'locomotora' de la UE cayó un 0,3% en dicho periodo

La recesión ya es un hecho en Alemania, la primera economía de la UE. Esta mañana, fuentes oficiales han informado de que el PIB cayó en el cuarto trimestre de 2001 un 0,3%, más que en el segundo trimestre, en el que retrocedió un 0,2%. La noticia ha hecho perder posiciones al ya debilitado euro, pero no ha frenado las subidas en los mercados alemanes.

Para que exista en puridad recesión la economía tiene que caer dos trimestres consecutivos. La economía alemana también había caído un insignificante 0,03% en el segundo trimestre del año pero la mayoría de los expertos consideraban que esas cifras no justificaban recurrir a esta definición y se hablaba de un estancamiento de la economía germana.

Por primera vez desde comienzos de 1996 la economía alemana sufrió también un retroceso en la comparación interanual al retroceder el PIB en un 0,1% respecto al último trimestre de 2000.

La Oficina de Estadísticas destaca, no obstante, que en este periodo hubo un día laboral menos que en el último trimestre del año 2000. Excluido este factor, se habría registrado un crecimiento nulo.

Reducción de inversiones

La desaceleración económica se debe, según la citada fuente, a la reducción de las inversiones en bienes de equipo, que bajaron en un 10,6% respecto al mismo periodo de 2000, y a la reducida actividad en el sector de la construcción (-4,5 %).

La Oficina de estadísticas confirma asimismo que el crecimiento económico en 2001 fue del 0,6%, tal como había adelantado en enero al presentar sus cálculos provisionales.

Pese a todo, el ministerio de Finanzas ha reafirmado hoy su pronóstico positivo respecto al próximo desarrollo económico.

En un comunicado el ministerio ha reiterado que el gobierno coincide con los pronósticos de organismos nacionales e internacionales de que ya en este 2002 se producirá una clara recuperación de las actividades económicas, sobre todo en la segunda mitad del año".

El euro, que en la apertura del mercado de Fráncfort había bajado a 0,8647 dólares, frente a los 0,8703 dólares de ayer, ha seguido perdiendo posiciones tras conocerse la noticia.