DESEMPLEO

Los datos de la EPA del tercer trimestre confirman la ralentización en la reducción del paro

El número de desempleados se reduce en 12.500 personas, el 12,77% de la población activa.- La tasa de actividad femenina supera por primera vez el 40%

Total de parados

Más información

Según estos datos, el paro experimentó en el tercer trimestre del año un levísimo descenso de 12.500 personas, frente a las 21.400 del mismo periodo del año pasado. En total se crearon 177.700 puestos de trabajo y la población activa aumentó en 165.200 personas.

Con estas cifras, el paro en los últimos doce meses ha descendido en 144.600 personas, un 6,22%, en tanto que el número de nuevos puestos de trabajo ha sido de 262.700, un 1,80%.

Por sexos, en el tercer trimestre, el desempleo masculino descendió en 3.200 personas y se situó en 906.200, con una tasa de paro de 8,88% de la población activa, en tanto que el femenino se redujo en 9.400 y se colocó en 1.273.400 desempleadas, el 18,58%.

En general la creación de puestos de trabajo benefició algo más a los hombres, pues se generaron 91.000 empleos frente a los 86.700 que se crearon en el colectivo femenino.

En cuanto a la tasa de actividad, está ascendió en el tercer trimestre al 51,79 por ciento; la de los hombres se situó en el 64,42 por ciento y la de las mujeres en el 40,10 por ciento. El dato es histórico por cuanto por primera vez la tasa de actividad femenina supera el 40%.

Por sectores, destacan los 198.800 nuevos ocupados del sector servicios, los 23.000 de la construcción y los 9.600 de la industria, mientras que en la agricultura el paro creció en 53.700 personas.

El número de asalariados se incrementó en 217.200 personas respecto al trimestre anterior, con lo que la cifra se situó en 11.913.200, de los que 8.108.700 tenían contratos indefinidos (95.300 más que en el trimestre anterior) y 3.804.500 eran temporales (121.900 más).

Los trabajadores a tiempo completo aumentaron en 222.500 y se situaron en 13.716.200, en tanto que los de tiempo parcial disminuyeron en 44.800 y alcanzaron un total de 1.168.100.

Por grupo de edad, el paro aumentó en el comprendido entre los 20 a 24 años en 12.600 personas y en el de entre 16 y 19 años en cien personas, al tiempo que descendió en el resto de los grupos.

Las principales perjudicadas fueron las mujeres de entre 20 y 24 años con un aumento de 9.000 paradas, seguido de los hombres de entre 16 y 19 años (8.000) y de las mujeres mayores de 55 años con un aumento de 5.400 paradas.

Por el contrario, el principal descenso del paro se registró en las mujeres de entre 25 y 54 años (15.800), seguido de los hombres mayores de 55 años (10.000) y de las mujeres de entre 16 y 19 años (7.900).

De los más de trece millones de hogares existentes en España a finales de septiembre, había 9,4 millones con al menos un activo, 7,5 millones en los que todos sus miembros activos estaban ocupados y 493.100 en los que todos estaban parados.

Además, el 66,93 por ciento de los parados estaban dispuestos a cambiar de ocupación para encontrar un empleo, el 63,04 por ciento se conformaba con una categoría inferior a la esperada, el 48,27 por ciento aceptaba una menor remuneración y sólo el 22,17 por ciento cambiaría de residencia para encontrar un puesto de trabajo.

Las comunidades autónomas que registraron mayor caída del paro fueron Galicia (23.400 desempleados menos), Asturias (6.600) y Aragón (5.600), frente a la subida que experimentó el desempleo en Andalucía (19.600), Canarias (11.400) y Murcia (7.600).

Las que crearon más empleo fueron Madrid, con 47.700 nuevos ocupados, Cataluña (21.100), y Castilla y León (18.200).

Lo más visto en...

Top 50