Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caída récord del gasto farmacéutico

La partida desciende un 8,8% en 2011 tras dos decretos de ahorro

2011 ha sido un año excepcional en control del gasto en los medicamentos que se dispensan con receta (los que compran los ciudadanos en las farmacias y están subvencionados por las Administraciones). La partida costó a las arcas públicas 11.136 millones de euros, un 8,78% menos -1.400 millones- que el año anterior.

Con este dato se encadenan dos años seguidos de descenso (2010 cerró con una bajada del 2,38%), algo que no había sucedido jamás. Esto se ha debido a las sucesivas medidas tomadas por los Gobiernos socialistas, como los decretos de rebaja de precios de 2010 y el que obliga a los farmacéuticos a dar la especialidad más barata entre las equivalentes de 2011. Este último -que en verdad regulaba que los médicos tuvieran que recetar por principio activo y no por marca, pero con el fin de que entre medicamentos iguales se diera siempre el de menor precio- entró en vigor en octubre, y su impacto ha hecho que el saldo interanual baje medio punto desde entonces (unos 550 millones al año de momento).

El Ministerio de Sanidad, en la nota en la que da a conocer los datos, recalca que también el número de recetas se ha moderado: ha crecido un 1,62%, frente al 2,54% de 2010 y al 4,94% de 2009. Los expertos opinan que a largo plazo este es el dato realmente importante, ya que los precios tienden a subir de manera natural (aunque solo sea porque las novedades son siempre más caras que los productos más antiguos), por lo que el uso racional de los medicamentos depende más de evitar el consumo de fármacos redundantes o innecesarios. En principio, el PP no proponía nuevas medidas de recorte en esta partida en su programa electoral, por lo que no se espera que el ministerio que dirige Ana Mato tome medidas de inmediato para el sector, y menos con estos datos positivos. Se ha barajado la idea de dejar de financiar los fármacos más baratos (los de menos de 2 o 3 euros), pero hasta la fecha han sido solo rumores.

En estos datos no se incluye la otra parte del gasto en medicamentos: los que compran los hospitales. Esta partida no está controlada de la misma manera, pero la consultora IMS Health afirma que en 2010 supuso 5.800 millones, con un aumento en cuatro años del 55%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de enero de 2012