Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdangarin hizo negocios en Brasil pese al aviso del Rey

El duque impulsó un proyecto en 2009, ya desde EE UU

Iñaki Urdangarin, duque de Palma y yerno del Rey Juan Carlos, no abandonó sus negocios particulares en 2006 como le ordenó la Casa del Rey. Desde EE UU, en 2009, siguió maquinando proyectos privados internacionales a través de su empresa Aizoon, cuya propiedad comparte con su esposa, la infanta Cristina.

En el sumario de la pieza separada del caso Palma Arena referente al duque de Palma -que investiga la supuesta malversación de fondos públicos en contratos del Instituto Nóos, que él presidía, con organismos oficiales por más de cinco millones de euros, y por la que el yerno del Rey está imputado- figura una orden escrita de Urdangarin encaminando a Aizoon a conseguir un negocio en Brasil.

Un correo electrónico enviado a su contable avala las tesis de la fiscalía

La prueba avala la tesis de la Fiscalía Anticorrupción, que sostiene que el esposo de Cristina de Borbón mantuvo proyectos en la sombra de Nóos pese al veto que le impuso don Juan Carlos y no frenó su carrera de hombre de negocios en mecenazgos y patrocinios a pesar de su separación mercantil de Nóos en junio de 2006.

En el sumario figuran anotaciones y documentos de sus socios que presuntamente aluden a Iñaki Urdangarin ("I. U.", "dinero dado por IU", proyectos, pagos, talones y entregas de fondos). Pero hay, además, una evidencia directa de esa supuesta desobediencia del yerno del Rey después de 2006: según un correo electrónico dirigido por el duque de Palma desde Washington, en enero de 2009, a su contable y gestor en la trama de Nóos en Barcelona, Marco Tejeiro, Urdangarin dio indicación de cerrar una operación de su firma Aizoon; la orden se la dio al que era su apoderado personal y en sus cuentas bancarias, Mario Sorribas, también imputado en el caso al igual que Tejeiro.

En el vaciado judicial del ordenador de las empresas del conglomerado de Nóos y sus administradores han aflorado numerosas comunicaciones sobre la gestión del patrimonio y las cuentas del duque de Palma. En el citado correo electrónico Urdangarin marca a Sorribas la encomienda de lograr un "proyecto" en Brasil. Este es uno de los países donde el duque tiene más protagonismo social y actividad empresarial, como consejero de Telefónica Brasil.

En el correo, de 28 de enero de 2009, Urdangarin explica a su contable las condiciones en las que fichó a Mario Sorribas, que estaba en Nóos, para incorporarlo a Aizoon. Le comunica la contratación de Sorribas, el sueldo y las condiciones que ha pactado, y le recuerda directamente que le ha marcado que "su primer objetivo será la consecución de un proyecto en Brasil". El duque estipula que la retribución de Sorribas será "un fijo (36.000 euros al año), sujeto al IPC anual y con dietas a justificar (11.000 euros/año), más un variable por objetivos (6.000 euros)".

Aizoon es la compañía familiar de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina. La empresa fue la caja de recepción de pagos y emisora de facturas de Urdangarin a Nóos, a la vez que propietaria del palacete de Pedralbes de Barcelona, la mansión familiar del matrimonio valorada en más de siete millones de euros.

Cuando, en junio de 2006, la Casa del Rey obligó por escrito al duque de Palma a abandonar su actividad empresarial, el grupo de Nóos creó dos nuevas fundaciones: Areté -en cuya presidencia Urdangarin fue sustituido por el emisario del Rey, José Manuel Romero, conde de Fontao- y la Fundación Deporte Cultura e Integración Social. Esta última entidad recaudó en dos años 400.000 euros de grandes firmas donantes.

La estrategia defensiva del duque radicará previsiblemente en sostener que él estaba apartado de la gestión de Nóos desde mitad de 2006, y que su socio Diego Torres fue quien realizó las actuaciones bajo sospecha. Pero en la causa se observa que un año después, en 2007, el nexo se mantenía. En línea con Urdangarin, Torres dio indicaciones para lanzar acciones y congresos de deportes y turismo en América Latina, una ruta con escalas en diferentes países para multiplicar su facturación.

En 2009 -cuando el duque envió a su contable el correo electrónico citado- el entramado de Nóos mantenía activa la Fundación Deporte Cultura e Integración Social, de la que Urdangarin fue promotor en la sombra y en la que figuró en 2007 como presidente del consejo asesor, según la fiscalía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de enero de 2012