El Gobierno descarta incluir los miniempleos en la reforma laboral

La ministra Báñez confía en alcanzar un pacto con patronal y sindicatos

La propuesta que lanzó hace dos semanas el presidente de la patronal, Juan Rosell, de combatir el paro con salarios de 400 euros al mes más 150 de cotizaciones parece que va a morir antes de ver la luz. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, dijo ayer que el PP no baraja incluir en la reforma laboral los conocidos como miniempleos. Báñez pronunció estas palabras horas antes de entrevistarse precisamente con Rosell, con el que inaugura de forma oficial los encuentros con los agentes sociales. Hoy se verá con los líderes de UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo.

La nueva responsable de Empleo dijo estar convencida de que la patronal y los sindicatos llegarán a un acuerdo que facilitará al Gobierno la reforma. "El acuerdo entre los agentes sociales nos hará la tarea más fácil", dijo tras la apertura de la legislatura en el Congreso. Báñez señaló que prefiere un acuerdo, aunque sea parcial, entre patronal y sindicatos, que una reforma por decreto.

Según fuentes de la patronal, la reunión en la sede de la CEOE, a la que también asistió el presidente de Cepyme, Jesús Terciado, fue meramente protocolaria. Abordaron los problemas que atraviesan las pequeñas y medianas empresas.

En su investidura como presidente el pasado día 19, Mariano Rajoy no precisó la reforma que planea, que debe estar aprobada en la primera quincena de enero. Sí sugirió un abaratamiento del despido, al defender el contrato único y señalar que la indemnización por despido en España es muy elevada. Rajoy ha dado a los agentes sociales hasta el 7 de enero para que presenten los acuerdos. "El tiempo apremia", admitió Báñez tan solo cinco días después de tomar posesión de su cargo.

El pacto parece fácil en cuestiones como el papel de las mutuas en el control del absentismo, la solución extrajudicial de conflictos o la redistribución de los festivos. Sin embargo, los agentes sociales mantienen divergencias en negociación colectiva y, más aún, en contratación. Es aquí donde la CEOE encendió la polémica al defender los miniempleos. En su discurso de investidura, la ministra dijo que no pondrá "trabas legales al emprendimiento y a la contratación", e insistió en que se centrará en la estabilidad en el empleo, la flexibilidad interna en la empresa y la formación como derecho individual del trabajador.

Juan Rosell, presidente de la patronal, y Fátima Báñez, ministra de Empleo, ayer en la CEOE.
Juan Rosell, presidente de la patronal, y Fátima Báñez, ministra de Empleo, ayer en la CEOE.LUIS SEVILLANO

Sobre la firma

Luis Doncel

Es jefe de sección de Internacional. Antes fue jefe de sección de Economía y corresponsal en Berlín y Bruselas. Desde 2007 ha cubierto la crisis inmobiliaria y del euro, el rescate a España y los efectos en Alemania de la crisis migratoria de 2015, además de eventos internacionales como tres elecciones alemanas o reuniones del FMI y el BCE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS