Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La España de Masats tapiza Moncloa

El centro cultural del distrito madrileño expone una veintena de imágenes de gran formato del fotógrafo catalán que retrató España durante cinco décadas

El número 1 de la plaza de Moncloa, un característico ejemplo de arquitectura franquista quiere consolidarse como polo artístico de este distrito madrileño. La cúpula del hoy Centro Cultural Moncloa ofrece otra visión de algunas de las imágenes más conocidas de Ramón Masats (Caldes de Montbui, Barcelona, 1931), que en 2004 obtuvo el Premio Nacional de Fotografía. La exposición Ramon Masats, 19 fotos grandes, muestra casi una veintena de imágenes ampliadas a un formato gigantesco. Una selección de un autor que, en palabras del concejal de Moncloa-Aravaca, Álvaro Ballarín, pertenece a un tiempo de la historia pasada "en que los artistas se convertían en auténticos cronistas de una época".

El propio Masats se reconoce testigo de cinco décadas de historia de España, las que van desde los años cincuenta -con un paréntesis en el cine, la publicidad y la televisión en los setenta- hasta que "hace ocho o nueve años" aparcara las cámaras. Ayer recorrió su trayectoria durante una conferencia que puede escucharse en streaming en el Centro de Nuevas Tecnologías del mismo centro de Moncloa. El fotógrafo, conocido por la celebérrima imagen de 1959 de un seminarista que intenta parar el chute dirigido a su portería, recordó sus trabajos: las fotografías que tomó en Tierra de Campos para ilustrar el texto de Miguel Delibes Viejas historias de Castilla la Vieja y el libro sobre boxeo al que, una vez hechas las imágenes, Ignacio Aldecoa añadió la palabra. También habló sobre Andalucía -"el sitio en el que más me ha gustado hacer fotos"-, el Rocío, los toros, las procesiones, los sanfermines... "Siempre me han gustado los tópicos porque creo que tienen una gran verdad", sentenció.

Ramón Masats, 19 fotos grandes. Cúpula del Centro Cultural Moncloa. Plaza de Moncloa, 1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de diciembre de 2011