Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSÉ LUIS 'PEPOTE' BALLESTER | Ex director general balear | El 'caso Palma Arena'

Don Iñaki-me-ha-dicho

El exdeportista de élite José Luis Pepote Ballester (Vinaroz, 1968) fue la llave que abría las puertas con un "Iñaki me ha dicho". La frase figura en la causa penal, captada de un correo electrónico que recibió Pepote, director general balear de Deportes entre 2003 y 2007, hombre de Jaume Matas y amigo del duque de Palma. La expresión coloquial la escribió un colaborador del Instituto Nóos de Iñaki Urdangarin que perseguía vender otro negocio deportivo al Gobierno balear. El duque era supuestamente el conseguidor, Pepote el mediador y Matas el pagador.

Ballester apareció en las portadas de los periódicos detenido y con esposas en agosto de 2009 al estallar el caso Palma Arena. Está en libertad bajo fianza de 50.000 euros, imputado por presunta malversación, prevaricación y falsedad, y es investigado por cohecho por unas obras en su chalé y otra operación inmobiliaria. Enfermó y está bajo control. Ajeno a la política, queda en segundo plano. Otros altos cargos negocian pactos de confesión con la fiscalía.

En 1996 había alcanzado las primeras páginas por otra cuestión, al lograr la medalla de oro de vela, en clase Tornado, en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Así, Ballester frecuentó los barcos y las regatas de la Copa del Rey en Palma, era compañero del Príncipe y las infantas y acudió a sus bodas. Ahí trabó relación con el duque de Palma.

Matas fichó a Ballester por su popularidad y porque tenía acceso a Urdangarin y la familia real. El exdirector de Deportes abrió muchas puertas y estuvo en las reuniones clave. Dependía del presidente y actuaba por encima de los consejeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 2011