Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ROMINA CACHIA | LOS QUE CONSTRUYEN EUROPA

"Internet va a cambiar la forma de hacer Europa"

Romina Cachia es una maltesa atlética, risueña y curiosa. Al hablar, mezcla palabras de español con un impecable inglés aprendido en lo que fue durante más de siglo y medio una colonia británica: la isla de Malta. Vive guiada por su afán investigador, su ímpetu por descubrir y su capacidad para analizar. Con esa actitud dejó la isla y empacó su primera maleta. Fue a Bangalore, "el Silicon Valley de India", a realizar unas prácticas que consistían en buscar servicios de programación tecnológica para promoverlos en Europa; después se trasladó a Brighton, donde cursó un máster de comunicación digital; y durante los seis últimos años, ha dejado su petate atado en Sevilla, trabajando como investigadora en el Instituto de Estudios Tecnológicos (IPTS) de la Comisión Europea y como estudiante de doctorado.

La investigadora invita a moverse: "Valoras más tu país y el de acogida"

"Me dejo llevar donde me salen las oportunidades para estudiar e investigar", dice disciplinada. "La movilidad entre países es muy importante para el desarrollo humano. Te abre la mente, te hace más tolerante, aprendes de ti mismo. Valoras a tu país y respetas al que te acoge", dice casi de retahíla.

Los estudios de doctorado que ahora realiza en Sevilla versan sobre esta tesis. "Analizo cómo las redes sociales facilitan la movilidad de una forma extraordinaria". "Es un auténtico lujo que mediante Internet puedas hablar, escuchar y ver a tu familia desde un teléfono móvil. Ahora es mucho menos traumático salir de tu país", reflexiona sentada a una mesa repleta de encuestas que realiza a extranjeros de los cinco continentes para conocer sus usos en nuevas tecnologías.

Paradójicamente, su teléfono no tiene conexión a Internet. "Es muy importante hacer círculos afectivos físicos donde vives, que se complementen con los virtuales", explica. Ella ya cumple con esta premisa: conoció a su novio sevillano hace cinco años, en la feria de la ciudad.

Cachia defiende que "las nuevas tecnologías pueden cambiar la forma de hacer Europa. Veo la crisis como una oportunidad para la creatividad y, sin duda, para aprender a vivir con menos. Ya el dinero no es la cuestión. Ahora Internet propicia el debate en los blogs, la participación, e incluso compartir coches, o dejar a la gente acampar en el jardín de tu casa... Es una nueva forma de vida común. Yo, como investigadora, puedo trabajar desde cualquier sitio del mundo, con conexión. Soy el fruto de una Europa sin fronteras".

Cachia, con todo, sigue echando de menos su país, aunque le disguste por ejemplo "el debate sobre la ley del divorcio, que acaba de aprobarse en referéndum, o los comentarios de xenofobia en los medios de comunicación. Es un discurso que debería haberse superado hace tiempo", destaca.

Ahora solo vuelve a su isla cada cierto tiempo para ver a sus familiares y dar clases de Cibercultura en la Universidad de Malta. "Yo doy clases en la universidad, y algunos de mis alumnos se conocen más aplicaciones que yo porque crecen con ellas. Pero yo les puedo explicar la parte teórica, cómo sacarles partido para que las usen como herramientas de información y conexión".

Véase también como una invitación a la democracia, a viajar, a aprender idiomas, a la movilidad o al desarrollo humano.

Romina Cachia

- Nacionalidad: maltesa.

- Residencia: Sevilla, desde hace seis años.

- Edad: 33 años.

- Profesión: investigadora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de diciembre de 2011

Más información