Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre que mató a su esposa se suicida en la cárcel

Ali Dahmani, de 38 años, que se entregó la noche del pasado viernes en la comisaría de Tetuán tras matar presuntamente a su esposa, Fátima E. F., de 39 años, en presencia de sus tres hijos, fue hallado muerto la tarde del lunes en su celda de la prisión de Soto del Real. Allí se encontraba recluido después de que el juez de guardia decretara su ingreso en prisión comunicada y sin fianza el domingo, según informaron fuentes judiciales.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 4 de la Comunidad de Madrid decretó el domingo por la tarde su ingreso en prisión provisional, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Según indicaron las mismas fuentes, el detenido se había declarado culpable de las puñaladas que causaron la muerte a su esposa, por lo que se enfrentaba a un delito de homicidio, si bien esta calificación podía variar a la de asesinato en el caso de que se concretaran circunstancias agravantes como ensañamiento y alevosía.

Fuentes judiciales explicaron que el homicida confeso ingresó a las 21.30 del domingo y se suicidó al día siguiente, según informó ayer El Mundo. Tras su ingreso, había sido trasladado a la enfermería donde tan solo disponía de un pijama. Dos presos se encargaban de vigilarlo para evitar que se suicidara. Ali Dahmani aprovechó el lunes un descuido de sus guardianes: hacia las 16.30, se metió en el servicio y se ahorcó utilizando un calcetín. El cadáver fue trasladado al tanatorio de Colmenar Viejo.

Custodia familiar

Tanto Dahmani como su esposa eran de nacionalidad marroquí. Las dos hijas mayores del matrimonio, de 5 y 6 años, quedarán bajo custodia de la hermana de la mujer asesinada. De momento, continúan bajo tutela provisional de la Comunidad de Madrid. El consejero de Servicios Sociales, Salvador Victoria, elogió la responsabilidad de los parientes de los niños, que se han preocupado por su estado y les han visitado tras el crimen. "Están muy predispuestos a hacerse cargo de los pequeños", declaró Victoria, quien ha añadido que los pequeños, "donde están mejor, es en el seno de su familia, que es donde mejor los pueden cuidar".

El niño más pequeño, un bebé de 10 días, sigue ingresado en el hospital La Paz, donde fue trasladado con síntomas de hipotermia y deshidratación y que está evolucionando favorablemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de diciembre de 2011