Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | El gran clásico

Viejo 'trivote', nuevos actores

El Madrid recurrirá a una línea de tres en el medio y Karanka asegura que hay varias alternativas para ello

A José Mourinho no le gusta la palabra trivote. "Tenéis que inventar otra denominación porque no sé si el trivote refleja el modo como el Madrid ha jugado. Es una palabra que siempre tiene una connotación defensiva y hay que buscar otra porque presionamos muy alto". Se refería el técnico del Madrid al partido jugado en Mestalla. Allí, en el campo del Valencia, experimentó con tres jugadores en el centro del campo. Nunca en lo que iba de temporada había variado su esquema del 4-2-3-1. Lo hizo entonces, ante el primer rival de peso de los blancos en la Liga, y lo hará hoy en el Bernabéu frente al Barcelona de Pep Guardiola. Eso dijo ayer Aitor Karanka, el ayudante de Mou, que compareció ante la prensa en la enésima ausencia de su jefe.

El ayudante de Mou sostiene que no se fijan en nadie, solo en sí mismos

"El año pasado hubo muchos planteamientos, pero ahora sabemos con quienes vamos a jugar. Y será con Di María y Cristiano arriba [no desveló si acompañados por Benzema o por Higuaín] y con un centro del campo de tres", explicó Karanka. En Mestalla jugaron Lass, Khedira y Xabi Alonso. El Madrid ganó (2-3), pero no fue el equipo fino del último mes y medio. Hoy pueden cambiar los protagonistas en el centro del campo. Cuando habló de la línea de tres, citó a Alonso, Lass, Khedira, Kaká y Özil...

Lass, Khedira y Özil descansaron el miércoles ante el Ajax. Kaká jugó 90 minutos en su posición de siempre y Alonso, que no había jugado en Gijón por sanción, disputó solo la última media hora.

La connotación defensiva de la que habla Mourinho cuando le preguntan por el trivote está confirmada por los datos. La media de remates totales, remates a puerta y pases en Valencia bajó bastante respecto a los demás partidos. El Madrid con el trivote sumó 13 remates, cuatro a puerta, y dio 421 pases; en la Liga, sin contar ese encuentro, promedia 19,6 remates, 8,5 a puerta, y 686 pases.

El curso pasado el portugués utilizó el 4-3-3 en 10 ocasiones, siete de ellas fuera de casa. De los siete clásicos disputados hasta ahora, solo recurrió al trivote en dos: en la final de la Copa (Khedira, Pepe y Alonso) y en el partido de ida de la Champions en el Bernabéu (Lass, Alonso y Pepe). Dos semanas después, con la necesidad de recuperar un 0-2 en el Camp Nou, volvió al esquema de siempre. Difícilmente Pepe pueda repetir hoy en la línea media, ya que es inamovible del centro de la zaga junto a Sergio Ramos.

Khedira, Alonso y Lass fueron el trivote elegido ante el Valencia hace tres semanas. La temporada pasada ya habían jugado juntos cuatro veces; las demás lo hicieron Alonso, Khedira y Marcelo (contra el Tottenham), Granero, Lass y Canales (Valencia) Pepe, Granero y Canales (Zaragoza), Pepe, Granero y Alonso (Villarreal) y Kaká, Alonso y Özil (Almería, en el último partido de la Liga). Una medular atrevida para lo que es Mourinho.

Ayer precisamente le preguntaron a Karanka si el colchón de seis puntos que separa al Madrid del Barça es suficiente para que Mou se arriesgue un poco con el once. "El once es adecuado al partido, no a la posible diferencia de puntos que puede haber antes o después", sostuvo el ayudante del técnico. Acto seguido, repitió varias veces que el Madrid no se fija en nadie, solo en sí mismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 2011