Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS COLECCIONES DE EL PAÍS

Lo mejor del rey del pop

EL PAÍS ofrece el próximo domingo la primera entrega de una colección de CD y DVD de Michael Jackson

La segunda sugerencia de Google cuando se teclea el nombre de Michael Jackson da cuenta de que el rey del pop está vivo, por más que el mundo entero contemplase en directo en 2009 su entierro en Forest Lawn (Los Ángeles), con su nombre escrito en las nubes y sobre el asfalto de la carretera por la que circulaba el cortejo fúnebre. El creador de Thriller (1982), oficialmente el disco más vendido de la historia, ha entrado a formar parte de ese club de elegidos que habitan en un algún lugar secreto del imaginario colectivo. Los algoritmos del buscador se limitan a resumir lo que circula por la Red.

EL PAÍS reúne ahora, dos años y medio después de su muerte, una imprescindible colección con los mejores CD y DVD de su carrera. La primera entrega de Lo mejor de Michael Jackson saldrá a la venta el próximo domingo, 11 de diciembre, por 9,90 euros, con la compra del periódico. La colección incluye una caja edición especial para coleccionistas con la que guardar los discos y los libros. El resto de la colección se podrá conseguir los siguientes domingos y al mismo precio.

Con las entregas dos y tres se regalan dos libros, The collection y The legend, con historias, curiosidades e imágenes de toda su vida, algunas de ellas inéditas hasta ahora. Nacido el 29 de agosto de 1958 en la ciudad industrial de Gary, Indiana, Michael Jackson perteneció a una familia que se agarró al talento de sus hijos como algunos pecadores arrepentidos lo hacen con la Biblia. Con mucha fe. El show business era su vida. De niño actuó en antros de mala muerte junto a sus hermanos y ahí se fue moldeando poco a poco el grupo The Jackson 5, donde destacaba el más pequeño, Michael, por su prodigiosa energía. En los años setenta comenzaron a tener números uno como I want you back o I'll be there. Los Jackson se convirtieron en una familia muy conocida, siempre subida a un escenario.

Cumplida la mayoría de edad, el productor Quincy Jones se cruzó en la vida de Michael. El chico, tras cambiar de compañía de discos y desligarse en parte de sus padres y hermanos, vendió en 1979 millones de copias con el disco Off the wall. El éxito más rotundo lo obtuvo tres años después con Thriller. Jackson manejaba todas las facetas: música, baile, impacto ante las cámaras... Su marca se hizo universal. Su figura, su silueta, eran reconocibles en cualquier lugar del planeta. Se convirtió en un icono del pop, lo que dio pie a que le coronaran para siempre como el mejor de este género.

La colección que ofrece EL PAÍS, de siete CD y tres DVD, reúne de Thriller a Invincible, del directo en Bucarest a sus videoclips más espectaculares. Arranca la primera entrega con History, un doble álbum publicado en 1995 que cosechó varios números uno. En septiembre de 1996, Jackson se embarcó en una gran gira mundial a cuenta de esta publicación que le llevó a visitar 58 ciudades y realizar 82 conciertos. Una estatua de enormes proporciones, colocada a un lado del escenario, sirvió para promocionar sus conciertos en toda Europa. Simboliza lo que deja Michael Jackson: una figura gigantesca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de diciembre de 2011