Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metro reduce directivos y subasta oficinas para ahorrar

El consejero delegado de Metro de Madrid, Ignacio González Velayos, anunció ayer ante la Comisión de Transportes de la Asamblea de Madrid un amplio plan de ahorro que, según explicó, "no tiene nada que ver" con una posible privatización a futuro de la empresa pública, ni tampoco supondrá una merma en la seguridad y en la calidad del servicio.

Entre las medidas enumeradas por González Velayos para reducir los costes figuran la supresión de alquileres de oficinas, la reducción de casi un 50% de sus directivos, la subasta de locales en desuso y la concentración de la mayoría del personal en las instalaciones de la empresa ubicadas en el distrito de San Blas.

González Velayos no cuantificó en cifras el ahorro que el Gobierno regional presidido por Esperanza Aguirre prevé obtener con estas medidas, que aplicará en el primer semestre de 2012, una vez que asuma en enero el 100% de la gestión de la empresa pública.

Actualmente, la propiedad de la empresa pública se reparte entre el Ayuntamiento de Madrid (75% de las acciones) y la Comunidad (el 25% restante). Pero, dentro del proceso de reparto de competencias abierto tras las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, cederá en 2012 la gestión de la empresa pública enteramente al Ejecutivo regional, lo que calcula que supondrá un ahorro para las arcas municipales de 156 millones de euros en 2012.

Temor a la privatización

Los partidos de la oposición recibieron positivamente la declaración de González Velayos a favor de la "austeridad y la eficacia de la gestión", pero manifestaron su temor a que este plan de ahorro sea el preludio de una posible privatización.

"Me gustaría obtener la garantía de que un servicio tan importante no va a ser privatizado", aseguró en este sentido José Manuel Franco, diputado del PSOE. "Viendo lo que está pasando en otras áreas, nos podríamos temer lo peor", añadió. En el mismo sentido se expresó Isabel Moreno, diputada de IU: "Nos preocupa que [el plan] sea el paso previo para adelgazar la empresa y luego privatizarla". UPyD, por boca de Loreto Ruiz de Alda, también mostró su preocupación por una posible privatización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 2011