Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Gatti introduce la movida madrileña en un depósito de agua

Una muestra reúne la obra del influyente diseñador gráfico desde los ochenta

No hace falta conocer su nombre para reconocer su trabajo. La mano del diseñador gráfico Juan Gatti (Buenos Aires, 1950) está en muchísimas imágenes que han pasado a formar parte de la memoria de la cultura popular española de las tres últimas décadas. Por ejemplo, en aquellos tiempos en que la música llegaba al público en forma de LP, hay que pensar en una portada del grupo Tequila de 1979 en la que sus componentes posan ante un fondo rayado; o en Alaska abrazada a un maromo desnudo en Deseo carnal (1984); o en el retrato de los tres componentes de Mecano en Descanso dominical (1988).

Pero hay más. Gatti es el autor de los carteles de buena parte de la filmografía de Pedro Almodóvar, una colaboración que empezó con La ley del deseo y que se prolongó en Matador, Átame, Tacones lejanos... hasta las películas más recientes: Volver, Los abrazos rotos y La piel que habito, la última entrega del realizador manchego, estrenada este año. Su trabajo contribuyó a crear la iconografía de la movida madrileña y "colaboró en que Madrid se convirtiera en una referencia de la modernidad a nivel mundial". Así lo presentó ayer la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la inauguración de la exposición Contraluz en la Sala Canal de Isabel II. La muestra, que ha sido comisariada por el historiador de arte y crítico Rafael Doctor, es un recorrido por los trabajos realizados en los últimos 30 años por el diseñador, que se instaló en Madrid en 1982 tras haber pasado un par de años en el Nueva York de Andy Warhol y el Studio 54.

Es autor de carteles de Almodóvar y fundas de discos de Alaska o Mecano

Hasta 1985 trabajó como director de arte en la discográfica CBS, lo que le permitió diseñar las carátulas de los grupos y cantantes de más éxito del momento: los citados Alaska, Tequila y Mecano, pero también Nacha Pop, Ana Belén, Miguel Bosé o Radio Futura. En 1985 abrió su propio estudio de diseño, Studio Gatti, y se lanzó a nuevos terrenos, como el de la moda, con colaboraciones con Sybilla, Jesús del Pozo o Purificación García, entre otros. Precisamente esta última ha patrocinado la exposición inaugurada en la Sala Canal de Isabel II.

El montaje está dividido en tres partes. La planta baja reúne 280 carteles y objetos de diseño. Aquí están reunidos todos los carteles de cine firmados por Gatti, no solo para Almodóvar, sino para otros directores, como Fernando Trueba, Álex de la Iglesia, John Malkovich o Gonzalo Suárez. Pero también están representadas otras facetas de Gatti, como la fotografía de moda o su trabajo como director de arte de Vogue Italia, función que desempeñó en 1989-1990. Aunque la exposición no es solo una retrospectiva de Gatti, sino que también recoge su trabajo más personal, libre de encargos ajenos. Contraluz, la serie que da título a la exposición, agrupa 40 fotografías en blanco y negro de gran formato. Las imágenes se exhiben en papel fotográfico pegado directamente a la pared.

Para acceder a la tercera parte de la muestra hay que trepar hasta lo más alto del antiguo depósito de agua, donde se proyecta un montaje audiovisual inspirado en el trabajo anteriormente citado.

Contraluz . Retrospectiva del diseñador gráfico Juan Gatti. Sala Canal de Isabel II. Santa Engracia, 125. Hasta el 1 de abril de 2012. Entrada gratuita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 2011