Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Urdangarin era el gestor y cobraba a través de su empresa"

El socio del duque de Palma le implica ante el juez

Diego Torres, socio principal de Iñaki Urdangarin durante la etapa en que este fue presidente del Instituto Nóos, una asociación sin ánimo de lucro que cobró 2,3 millones del Gobierno balear entre 2005 y 2006 por organizar unos congresos sobre turismo y deporte, aseguró el 11 de julio pasado, en su única declaración ante el juez que investiga el caso Palma Arena, que el yerno del Rey y duque de Palma gestionaba el organismo y que aunque no tenía sueldo por esa tarea, sí cobró por los servicios prestados a Nóos a través de una consultora de su propiedad llamada Aizoon.

La Fiscalía Anticorrupción que investiga este caso sostiene que Torres y Urdangarin tomaron el control del Instituto Nóos para "contar con la cobertura de una asociación que formalmente no perseguía ánimo de lucro (una especie de ONG dedicada a proyectos sociales) para rodearse del prestigio social derivado de las actuaciones altruistas a las que presuntamente se dedicaba la asociación y, simultáneamente, organizar un entramado societario, utilizando un grupo de sociedades mercantiles a través de las cuales desviaban fondos públicos y privados que recibía el Instituto Nóos, apoderándose de los mismos".

La imputación del duque se considera "inevitable" con las pruebas recabadas

Torres, mano derecha de Urdangarin en el Instituto Nóos hasta 2006, en que ascendió a presidente de la empresa en lugar del duque de Palma, está imputado en supuestos delitos de falsedad documental, fraude a la Administración y malversación de caudales públicos, en relación con los contratos suscritos con el Gobierno balear. Fuentes de la investigación sostienen que la imputación de Urdangarin será "inevitable" dadas las pruebas contra él.

Torres, defendido por el abogado Manuel González Peeters (que ha recurrido su imputación) aseguró ante el juez que los contratos con el Gobierno balear eran en realidad patrocinios para celebrar congresos de deporte y turismo y que, como tales patrocinios, el Instituto que presidía no tenía por qué "justificar gastos". Su declaración, en resumen, dice:

- Origen de la relación con el Gobierno balear. "El primer encuentro tuvo lugar con José Luis Ballester [director general de Deportes del Gobierno balear]

. En la reunión se habló de la conveniencia de impulsar el turismo deportivo y se convino que Nóos presentara un presupuesto. Y quedaron para otras reuniones. Presenté diversos presupuestos y se aceptó uno de 1,2 millones. Supongo que habrá habido algún contacto entre Urdangarin y el Gobierno balear ya que conocía al señor Ballester del ámbito deportivo. [Los informes periciales que maneja la Anticorrupción sostienen que el coste del servicio prestado por Nóos no superó los 500.000 euros, pero el instituto que presidía Urdangarin cobró 1,2 millones].

- La junta directiva no cobra salarios. "Ningún miembro de la junta directiva de Nóos cobra salarios y solo los honorarios por los servicios que puntualmente prestan". [En la junta directiva de Nóos figuraban hasta 2006 tanto Urdangarin como su esposa, la Infanta Cristina ,y el secretario de esta, Carlos García Revenga, que ejercía como tesorero].

- Los cobros del duque de Palma. "No cobraba por las funciones de gerencia pero sí por los servicios prestados a través de la empresa de la que es administrador, llamada Aizoon, y en razón de los estudios y dirección de proyectos que realizara".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de noviembre de 2011