Tres informes técnicos vetan el carril bus a las motos

CiU, que siempre ha defendido esa medida, se distancia del PP, que propone modificar las normas de tráfico

Dos informes municipales y otro de Transportes Metropolitanos (TMB) desaconsejan que las motos puedan circular por el carril bus. Hasta el RACC ha realizado un estudio que concluye que en las ciudades en que se ha tomado esa medida se ha incrementado la siniestralidad. La cuestión se plantea hoy en la comisión de seguridad y movilidad del Consistorio, donde el Partido Popular plantea que se modifique la ordenanza de circulación para que las motocicletas puedan circular por los carriles reservados a los autobuses, práctica que ya es tolerada por la Guardia Urbana, que no sanciona de forma generalizada a todos los motoristas que lo hacen.

El PP ya planteó esa modificación en el anterior mandato. Y también lo hizo CiU de la mano del edil Eduard Freixedes Plans, actualmente responsable de Movilidad -pero que antes se llamaba Eduard García Plans- en el gobierno de Xavier Trias. El alcalde se pronunció a favor de esa medida hace dos meses. Finalmente, en cambio, el gobierno no apoyará hoy la iniciativa del PP ante la evidencia de que hasta el RACC -una entidad muy valorada por CiU, que le encargó el informe- cree que es peligroso para la seguridad viaria. Un portavoz municipal apuntaba que el criterio debe ser la "máxima seguridad".

En realidad, el alcalde ya conocía el diagnóstico de los propios servicios técnicos de la Guardia Urbana, del área de Movilidad y de Transportes de Barcelona, precisamente realizados cuando su partido lo exigía, hace dos años. La diagnosis era clara: una medida así aumentaría los accidentes porque los carriles bus no son lo suficientemente anchos y colapsaría el tráfico de los autobuses, que ya comparten la calzada con los taxis.

La Guardia Urbana señalaba en uno de esos informes que la convivencia generalizada de motos con autobuses y taxis "provocaría la aparición de nuevas clases de accidentes que hasta ahora no tienen significación". Y enumeraba unas cuantas: atropellos, colisión frontal-lateral por cambio de dirección, adelantamientos improcedentes y caídas en el interior del bus. TMB alertaba de que la velocidad comercial bajaría y crecería el riesgo para conductores de bus y pasajeros.

El informe del RACC va en el mismo sentido y apunta que en Londres los accidentes aumentaron un 37% al adoptar esa medida. Algunos grupos en el Consistorio, como Iniciativa per Catalunya (ICV-EUiA), rechazan frontalmente que las motos circulen por el carril bus, por seguridad y, además, porque supone ir en contra del transporte público. Alertan, además, de que antes de tomar una medida así son preceptivos más informes técnicos que no se habían realizado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Blanca Cia

Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS