Aguirre pide apoyo el 20-N a su modelo educativo

"No saben ya qué hacer para tratar de justificar una huelga a todas luces política". La presidenta regional, Esperanza Aguirre, mantiene casi desde el principio del conflicto educativo que se trata de una protesta relacionada con las elecciones y con desgastar al PP. Lo ha repetido desde que empezaron a enconarse las protestas, que mañana se materializan en el octavo paro desde septiembre.

Pero Aguirre, que se niega a convocar reuniones con los sindicatos, dio un paso más ayer. Pidió el refrendo a sus políticas educativas en las elecciones generales del 20-N. Los madrileños, dijo, pueden "votar dos modelos: el del Partido Popular, que cree que de esta crisis vamos a salir con esfuerzo, con trabajo y con sacrificio y, en materia educativa, cuidando la calidad de la enseñanza, y el modelo socialista, que considera que lo que hay que hacer es bajar el listón y preocuparse de los sindicatos, de los liberados y de los chollos".

No aludió a los cuatro docentes (tres directores y un profesor) sancionados tras significarse al apoyar la pega de carteles, reuniones o manifiestos. Tampoco valoró la querella de CC OO por presunta prevaricación de dos altos cargos tras el traslado de profesores. La oposición (PSOE e IU) considera "inadmisibles las represalias" contra los directores y piden la dimisión de la consejera de Educación y Empleo, Lucía Figar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Pilar Álvarez

Es jefa de Última Hora de EL PAÍS. Ha sido la primera corresponsal de género del periódico. Está especializada en temas sociales y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en este diario. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS